20 - octubre - 2016

Es un buen momento para la Banda

Brown obtuvo una gran victoria como visitante ante Chacarita, al que superó 2-0. Este resultado lo metió entre los cinco mejores del torneo y logró ubicarse en mitad de tabla de promedios. El domingo recibe a San Martín de Tucumán a las 16.

Brown atraviesa un buen momento en el torneo de la B Nacional y querrá confirmarlo el domingo, cuando reciba en su estadio a San Martín de Tucumán, que llegará necesitado de puntos por la posición que tiene en la tabla de promedios.

El equipo portuario es uno de los de mejor rendimiento en el torneo en las últimas cuatro fechas, en la que ha logrado sumar 10 de los 12 puntos que disputó, con dos victorias como visitante que realzan el logro porque fueron ante Argentinos Juniors y Chacarita, dos potenciales candidatos al ascenso.

Este equipo de Gastón Esmerado logró equilibrio, tiene orden, los futbolistas entienden que los partidos se ganan sacrificándose en cada pelota, y anímicamente están bien y eso les ha dado confianza para pelear mano a mano ante cualquier rival. Las dos victorias como visitante y el poder de recuperación que tuvo ante Instituto cuando estaba dos goles abajo, demuestran y muestran algunas de las virtudes que este equipo está logrando confirmar en cancha en situaciones difíciles.

La formación de Gastón Esmerado no prioriza tanto la tenencia y prefiere ejercer presión y recuperar rápido para atacar enseguida, y además, como sucedió ante Chacarita el martes por la noche, de una pelota casi perdida en su área es capaz de sacar una contra letal que en tres pases terminó en gol en el arco rival. Eso es una virtud, y la misma se genera cuando el equipo sabe que esa es la forma de entender lo que el entrenador bajó. No es casual el rendimiento actual del equipo, y lo que está sucediendo ahora es, quizás, lo que el entrenador anterior no pudo ver; que sus jugadores se sienten más cómodos jugando más directo que haciéndolo a través de una larga elaboración.

Guillermo Brown tiene ante sí otra prueba de carácter, de demostrar que el momento que está atravesando actualmente es atribuible a una idea, un estilo o una forma de jugar, y su prueba más exigente la tendrá a sí mismo, tratando de sostener en el tiempo lo que por ahora le está dando resultados.

Viene San Martín

Los tucumanos llegarán a Madryn en racha positiva, porque han ganado los dos últimos juegos y querrán llevarse de su visita a Brown puntos que le permitan irse de la zona de descenso en la que está inmerso desde que comenzó el certamen. Los dirigidos por Diego Cagna han mantenido una base del torneo anterior y llegaron algunos nombres para reforzar sectores del campo donde había necesidad de jerarquizar. El equipo no ha logrado aún encontrar una regularidad y está sintiendo la diferencia de categoría, en la que a aquellos que suben del Federal “A” les resulta bastante complicado amoldarse a esta divisional y lo pagan con malos resultados que los hace jugar siempre por el objetivo permanencia.

Fuente: Diario Jornada.