25 - febrero - 2019

“Es necesaria una solución porque si no, sólo queda la alternativa de devolver los servicios”

Es porque las empresas de servicios públicos advierten que hoy “se trabaja a pérdida”. Buscan un acuerdo con el Gobierno por la deuda con Cammesa. E insisten con las tarifas subsidiadas, “similar al transporte público”, describió su titular, Fabricio Petrakosky.

El presidente de la Federación de Cooperativas Chubutenses, Fabricio Petrakosky, insistió con la necesidad de “readecuar el esquema tarifario” de las prestatarias de servicios públicos “a través de un sistema de subsidios” y, en ese marco, se quejó del “destrato que recibe el sector cooperativo, que no tiene fines de lucro, y que contrasta con el transporte de pasajeros, siempre subsididado”.
Petrakosky explicó que, en la búsqueda de un acuerdo para hacer frente a la deuda con CAMMESA, que el Gobierno provincial se comprometió a saldar, “nos reunimos con cada cooperativa y luego con el ministro (de Infraestructura) Raúl Chicala y el subsecretario de Economía, Luis Tarrío.
“Se trató el tema CAMMESA, viendo los diferentes escenarios para hacer frente a este gran acuerdo integral que están solicitando” y recordó que “pedimos que sean tarifas subsidiadas porque no se puede seguir cargando en los usuarios la falta de política en materia de servicios públicos”, dijo en un parte de prensa.
“El plan original del Gobierno provincial, comprometiéndose a saldar la deuda del conjunto de las cooperativas chubutenses con CAMMESA (3.500 millones de pesos) era pagar esta deuda con 1.200 millones de pesos provenientes de los bonos del consenso fiscal y el resto a través de un fondo fiduciario”.
Pero en la reunión interna con las cooperativas “determinamos que es poco viable” porque “no podemos asumir ese compromiso antes de reunirnos con los municipios y acordar las readecuaciones que necesitamos las cooperativas para lograr un equilibrio que nos permita hacer frente al acuerdo”.
Petrakosky explicó que el plan original de Provincial implica que “las cooperativas deberían devolver los bonos del consenso fiscal, que son 1.200 millones, en 120 cuotas a una tasa de un 13% anual. Y lo que respecta del fondo fiduciario se debería devolver en 60 cuotas (tasa variable, que hoy está en 43% anual) y además no nos permitirían hacer uso del esquema de regalías”.

Dos alternativas

La Federación “elaboró dos alternativas: en la primera tanto los bonos como el fondo fiduciario se devuelven en 120 cuotas a una tasa del 10% anual; y permite hacer uso del esquema de regalías hidroeléctricas, que es una ayuda importantísima a las cooperativas para que sean usadas para el pago del corriente (la factura mensual) a CAMMESA”.
“Otra alternativa es no devolver los bonos, como un beneficio en consecuencia de las permanentes negativas a la readecuación tarifaria que hace 24 meses que no se aplica en las cooperativas de Chubut”, agregó.

“El gran problema”

Petrakosky aclaró que el subsidio se aplicaría sobre toda la factura y no sólo en el rubro energía.
“El común denominador, y el gran problema de las cooperativas, es que también distribuyen aguas y cloacas, que son las unidades de negocios deficitarias del esquema” con lo cual “es necesario una solución integral porque, de no darse, sólo queda la alternativa de devolver a los poderes concedentes esas unidades de negocios en las que se trabaja a pérdida”.
La Federación aguarda que el Gobierno analice las propuestas. No obstante el ministro Chicala reconoció que “el tema de regalías hidroeléctricas para hacer frente al corriente” resulta “el más viable, según mi criterio”.

Fuente: Diario Jornada.