1 - enero - 2020

En Trelew hubo 161 denuncias por abusos sexuales durante 2019

El año 2018 terminó con 120 denuncias por abuso sexual y el 2019 con 161. La cifra es alarmante. Los últimos hechos se produjeron en fiestas clandestinas y las víctimas son adolescentes. Recomiendan ante un hecho de violación denunciarlo lo antes posible para así accionar ante la Justicia.

El 2019 cerró en Trelew con 161 denuncias de abusos sexuales en la Comisaría de la Mujer. La cifra alarma. Son 40 más que el año anterior. Se incluyen niños y adultos. Los últimos registros fueron de adolescentes que denunciaron haber sido abusadas sexualmente en fiestas clandestinas. La recomendación a las víctimas es hacer la exposición del hecho lo antes posible, no bañarse, resguardar las prendas y no automedicarse porque la medicación “preventiva” incluye varias dosis cuyos efectos se relacionan a evitar todo tipo de enfermedad, virus o embarazo.

Así lo confirmó a Jornada la jefa de la Comisaría de la Mujer Laura Mirantes. “En abusos sexuales tenemos 161 intervenciones con estadísticas muy sobrepasadas con respecto a noviembre de 2018, mes en que tuvimos 28 intervenciones de abuso sexual. Hablamos de menores y mayores de edad. Fueron denuncias masivas. Los números se dispararon. En diciembre del año pasado fue un mes complicado pero no nos habíamos acercado a la estadística de 28 intervenciones”.

“El año pasado terminamos con 120 denuncias”, agregó.

La comisario indicó que “por el análisis que hicimos, es necesario trabajar abuso sexual en el día a día. No en forma salteada ni aislada. Creo que más allá de que se animen a denunciar son hechos recientes. No son hechos de vieja data en donde se puede apreciar casos de personas abusadas en corta edad y denuncian de grandes. Son hechos recientes que se están dando mucho en fiestas clandestinas”.

Y agregó: “Las últimas intervenciones que tuvimos se reflejan este UUD (Ultimo Ultimo día de clases), terminan siendo clandestinas. Tiene que haber un control previo. Se sabe que para cualquier evento festivo se debe contratar personal de seguridad para evitar los excesos. El exceso de bebidas alcohólicas hace que terminemos recibiendo hechos de esta naturaleza”.

Desde los 2 años

Mirantes aseguró que las denuncias que se radican son de niños que arrancan desde los 2 años. “Los padres son representantes. De allí para arriba. Ahora últimamente, en noviembre, recibimos intervenciones en adolescentes que salieron a festejar. Mujeres específicamente. Receptamos de 2 a 3 intervenciones. Se reconoce el exceso de bebidas alcohólicas por parte de las víctimas, lo que no justifica bajo ningún punto de vista que sean abusadas. Cuando hablamos de prevención les hacemos recordar que si van a consumir destapen la botella delante de ellos”.

Apuntó la titular de la entidad que “ahora se utiliza mucho el trago con un vaso largo, en donde se hace una combinación de una bebida y se va pasando de mano en mano. No se sabe qué se incorpora. Las víctimas saben que tienen flashes de imágenes. Comienzan a reírse y no saben de qué. Se despiertan en lugares desconocidos. Se le vienen a la cabeza personas que al final no pueden confirmar si fueron o no los autores del hecho”.

La comisario Mirantes aclaró que “investigar es menester del Ministerio Público Fiscal pero nosotros somos parte de una instancia que es la denuncia. Hay un proceso que nos complica la situación porque tenemos un protocolo de abuso sexual a cumplir que nos da un marco de 72 horas. Más que eso no podemos hacer, nada más que tomar la denuncia y otorgar una medida siempre y cuando se pueda sindicar al autor materia”.

Bebidas

La jefa de la Comisaría de la Mujer reiteró que “la sugerencia siempre es puntual en cuanto a la bebida. Los excesos no terminan siendo buenos. Ni en adolescentes ni adultos. No tiene sentido la fiesta, se pierde el evento. Y acompañar con alguna sustancia tóxica trae aparejado otro tipo de daño y que no es saludable para nadie”.

En ese sentido, puntualizó que “tratamos de que sean conscientes los padres. Tienen que saber dónde están sus hijos, a qué tipo de fiestas van, si no son propias de un boliche y no están siendo supervisadas. Saber con quienes están y con qué grupo se manejan”.

Informó sobre las denuncias de abuso sexual y la forma en que se debe proceder ante la sospecha que exista, dentro de la misma vivienda o a través de terceros. “Cualquier persona que tenga conocimiento o sospecha que alguien está siendo abusado siempre preferimos que se acerquen, nos pongan en conocimiento de la situación y luego se basa sobre el parámetro legal que corresponda”, manifestó.

Pruebas

Laura Mirantes fue precisa en remarcar que si bien desde la Comisaría de la Mujer generan empatía con la víctima entendiendo todo lo que sucede en su cuerpo tras el hecho, indicó que “lo más importante que lamentamos y entendemos porque tenemos empatía es que la mujer o criatura que haya sufrido abuso sexual no debe bañarse. No debe higienizarse, es por protocolo. Es muy difícil despertar y encontrarse en determinada situación. Lo que vas a querer es bañarte, sacarte lo que considerás ajeno a tu cuerpo, pero la realidad es que lo que se considera ajeno al cuerpo es lo que nos va a servir luego de prueba. No lavar la ropa interior. No deshacerse de la ropa que usó en su momento porque todo puede quedar en las prendas de vestir”.

Admitió en ese sentido que “ante la desesperación uno atina a hacer esas cosas pero no hay que hacerlas para poder dar con el autor material del hecho. Por otro lado no automedicarse. No tomar pastillas por dolores de cabeza y demás, porque en el kit de protocolo que maneja Salud hay una preventiva que se realiza para evitar todo lo que es contagio de enfermedades, embarazos, bacterias, virus, HIV. Son entre 6 y 8 pastillas más inyectables. Son fuertes. Tratamos de sugerir que no se tome ningún tipo de medicación que no sea la que le da el profesional en su momento”.

Para finalizar confirmó que de los casos registrados el 98% se producen dentro del seno familiar “puertas adentro”.

FUENTE: DIARIO JORNADA.