22 - agosto - 2017

En diferentes puertos del país marcharon a dos meses del hundimiento del Repunte

En forma simultánea, en diferentes puertos del país se realizaron marchas a dos meses del hundimiento del pesquero Repunte. En Madryn, la movilización encabezada por la familia de José Omar Arias y acompañada por allegados y algunos marineros se inició en la plaza San Martín, con un recorrido por la zona céntrica, para luego concluir en el muelle Comandante Luis Piedra Buena.
“El reclamo no ha cambiado. Seguidos pidiendo Justicia y que continúe la búsqueda de los desaparecidos”, enfatizó Irene Guerrero, esposa del 1° Oficial de Pesca del buque Repunte. Arias era el único tripulante radicado en Puerto Madryn.
Consideró que “si no hay los recursos y medios necesarios en la Argentina, se debe pedir ayuda internacional para encontrar a los siete desaparecidos. Eso le pedimos a las autoridades nacionales. Exigimos que nos devuelvan los cuerpos, y nos vamos a bajar los brazos”, dijo Irene acompañada de sus hijas.
En tanto, lamentó la apatía y desinterés de las autoridades locales y provinciales por lo sucedido: “vemos que en Mar del Plata las familias están en cierta forma acompañadas por diputados, dirigentes políticos, pero acá en Madryn y en Chubut, a ninguno le interesa lo que pasó”, fustigó.
Guerrero sostuvo que no han tenido el acompañamiento “de ninguna autoridad pública. Acá solo hay familiares, amigos, allegados, compañeros de trabajo, pero de la política: nadie”, clarificó.
Por su parte, Sofía Arias, hija de José, no dudó en asegurar que “la corrupción mata”. “No puede ser que no aparezca ninguno de los cuerpos, a pesar que según los testimonios de los sobrevivientes, algunos tenían los salvavidas puesto”, reflexionó intentando hallar una respuesta. “Creo que nos vienen mintiendo desde el día uno”, agregó al poner en duda el despliegue de medios de búsqueda.

La cuestión de fondo

Sobre la escasa adhesión o acompañamiento de los propios marineros, Irene Guerrero sostuvo que “hasta que no les pasa, todos piensan que le va a pasar a otro. No los veo comprometidos, tampoco tienen la obligación, pero creo que no se toma conciencia de la gravedad del problema de fondo que es el estado de los barcos que salen a navegar, y en qué condiciones”, lanzó como advertencia al resto de los hombres de mar.

Un interventor del SOMU los denunció

Por otra parte, fue consultada sobre la reciente denuncia penal formulada por uno de los delegados interventores del SOMU en Puerto Madryn, que denunció haber sido agredido y coaccionado en la anterior movilización. “Lo recibimos con mucho dolor. Siempre lo traté con respeto, ni lo insulté. Como sindicado se debieron haber puesto al lado de los familiares de la víctimas, al lado del dolor de las personas, pero la respuesta es denunciarnos a nosotros”, lamentó la esposa de Arias. “Los interventores del SOMU me dan mucha vergüenza. Dan vergüenza. Es de cobarde denunciar a familiares de los desaparecidos”, dijo. En ese momento, Sofía interrumpió, y desafió al interventor local “Walter Benítez, que venga y nos diga en la cara quién le pegó. Es repudiable que haya jugado con nuestro dolor. Desde el sindicato se esconden y ni se dignan a acompañar”, agregó.

Legado

En tanto, la hija de José Arias inmersa en el dolor de saber que su padre no volverá, exhibe con orgullo la templanza y entereza de su madre en seguir encabezando esta lucha. “Él antes de irse, me dejó un mensaje: ‘que cuide mucho a mamá’. A la admiración que siempre he tenido por mi papá por nunca bajar los brazos y enseñarnos a luchar, también hoy destaco la fuerza que tiene mi mamá para sobrellevar este momento. No sé de dónde saca fuerzas para apoyarnos. Sé que mi papá me dejó en buenas manos”, razonó ante la atenta mirada de su madre.

Sin claudicar

Finalmente, Irene aclaró que “no estamos en contra de Prefectura. Pedimos que el gobierno nacional tome cartas en el asunto, que es quien tiene que dar las órdenes para que no cese la búsqueda. Le pedimos a la Ministro de Seguridad de la Nación que disponga de los medios o busque ayuda internacional para hallar a los siete tripulantes desaparecidos”. En esa línea agradeció el acompañamiento “del prefecto Rodolfo González, Jefe de la Prefectura de Puerto Madryn, pero hay decisiones que están por arriba de él, por eso el reclamo es a las autoridades nacionales”, concluyó.

Fuente: El diario de Madryn