13 - marzo - 2019

En Defensa del Consumidor ya no abundan las denuncias sino las “deudas” de la gente

El problema más grande de la gente son las deudas”. Así lo confirmó en una entrevista con Jornada el jefe del área Defensa del Consumidor Fabio Prato al referirse a la mayoría de las denuncias que se radican en el área.

Lejos quedaron los años en que los consumidores se quejaban por el funcionamiento y facturación de telefonía celular. Hoy a la población le preocupa las deudas que se contrajo con distintas entidades y la imposibilidad de hacer frente a la misma. Lidiando además con el abuso y malos tratos de estudios jurídicos que reclaman montos mayores a los reales.
Prato, aseguró que “estamos en tiempos críticos. Hay falta de trabajo. Hay gente que no ha podido pagar la deuda que contrajo. Por ahí, consiguen alguna changa, quieren ponerse al día y las deudas bancarias, se pasan a estudios jurídicos de Buenos Aires. A través del teléfono se amenazan con muchas cosas, entre ellas embargos y cargos exuberantes. Cuando se pide que se mande detallado no lo hacen.  La gente se asusta. Hay gente que dice que la deuda es real y nos ata un poco las manos porque mucho no podemos hacer”, aseveró.
Apuntó el funcionario municipal que “hay un abuso, un maltrato, etcétera. No puede ser una notificación como si fuera un juicio. También hay muchas consultas por planes de ahorro. Las cuotas se incrementaron en 2018 y 2019. Lo que es muy sospechoso es que el precio de lista sea más caro que ir a comprarlo en una agencia. No se hace el control real”. Y ahí está el área competente de Defensa del Consumidor. “Exigimos que lo hagan , que controlen desde la Dirección General de Justicia. Dentro del Plan de Ahorro , hay distintas instancias. Las primeras 12 cuotas son congeladas  pero esa alícuota va de la 24 a la 36”, ejemplificó.
Con respecto al control en supermercados en torno a los “precios cuidados” advirtió que se encuentran una limitación por estar en vigencia actualmente el “libre mercado” es decir que no hay exigencia en el valor de los productos.  Lo que sí deben responder los hipermercados, supermercados y comercios, es a las ofertas. Deben cobrar en caja lo que dice en góndolas y si no, el consumidor debe proceder a la denuncia. “Estamos viendo que se cumplan con las ofertas, con el convenio. Si la cartelería dice que el azúcar tiene que estar a $20 tiene que estar a ese precio adentro. Lo vamos a controlar. Lo estamos haciendo. Seremos más intensivos la semana que viene. Empezaremos a hacer las vueltas en las grandes cadenas de supermercados. Hoy es un problema. No hay un parámetro. Si queremos tomar lo que se firmó el 1º de enero, no tiene sentido. Estamos abiertos al tema de las ofertas. Tenemos una economía de libre mercado. No podemos recomendar que los clientes no compren. Pero por ejemplo, la leche no se puede suplantar”, subrayó.
Para finalizar, Prato reiteró que “el tema es que se cumpla con las ofertas. Que estén los precios exhibidos. Que sepan lo que van a pagar. Si hay diferencia, que se denuncie. Si no hay precio, que se lo pongan”, concluyó.

Fuente: Diario Jornada.