21 - abril - 2019

En Chaco, donde las lluvias dejaron dos muertos, seguirá el mal tiempo

Un hombre y su hijo murieron como consecuencia de las intensas lluvias que se abatieron el sábado en distintas regiones del Chaco, donde hasta el martes se pueden registrar nuevas tormentas que agravarían la situación en las zonas inundadas.

 Grupos de pobladores afectados por el agua realizaron en la noche del sábado al menos media docena de piquetes en Resistencia para reclamar ayuda oficial en la contingencia.

   El Gobierno nacional informó este domingo que dispuso el envío de personal y material del Ejército, Prefectura y Gendarmería Nacional, para colaborar con las poblaciones afectadas por las lluvias.

   «Los efectivos trabajan con vehículos especiales para llegar a las zonas inundadas y asistir a las familias con elementos de primera necesidad», se indicó en un comunicado.

   Las localidades más afectadas son Resistencia, Las Breñas, Charata, Sáenz Peña, La Tigra, Corzuela, General Pinedo y Napenay.

   El gobernador Domingo Peppo había realizado el sábado una recorrida por las zonas más críticas del Gran Resistencia, donde al menos tres centenares de personas debieron ser evacuadas por las inundaciones.

   «Estamos en alerta constante, es una situación climática extraordinaria», dijo Peppo, y resaltó que «lo importante es poder responder ante la contingencia, pero también planificar todas las tareas de reconstrucción que las situaciones de esta magnitud demandan».

   El gobernador dialogó con familias del Gran Resistencia, zona que visitó alrededor del mediodía e informó que recibió un llamado del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien puso a disposición ayuda de la Nación.

   «La lluvia fue muy importante en toda la provincia, con una zona muy afectada como La Clotilde, La Tigra, San Bernardo, parte Villa Ángela, Charata, Corzuela y Las Breñas, entre otras, con registros que superaron los 340 milímetros», precisó el mandatario provincial.

   Resaltó que «afortunadamente el río Paraná está bajo, lo que permite un desagote rápido», pero pidió a la población «no salir de sus casas si no existe una urgencia para hacerlo».

   Las víctimas fatales del temporal fueron identificadas como César Tripel, de 42 años, y su hijo Brian, quienes intentaban montar unas defensa de bolsas de arena en su casa del barrio las Breñas para evitar que se inundara.

   Mientras César Tripel habría sufrido un paro cardiorrespiratorio, su hijo murió electrocutado, según la información difundida por el sitio de Diario Norte.

   Las lluvias del sábado afectaron principalmente la ciudad del Resistencia, sus alrededores y el sudoeste de la provincia.

   Hasta el mediodía del sábado se habían registrado 220 milímetros de lluvia en Charata, mientras que en la localidad de Pinedo llovieron 250 milímetros.

   En Itín la lluvia fue de 380 milímetros, en Pampa Landriel de 300 y en Mesón de Fierro, 360.

   El Gobierno de Chaco implementó un operativo de emergencia para socorrer a los damnificados y solicitó la ayuda del Ejército para llegar a las zonas con acceso denegado.

   El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantenía este domingo un alerta por «tormentas fuertes» que además de Chaco abarcaba Formosa, el norte de Misiones, el centro y este de Salta, el norte de Santiago del Estero y Tucumán.

   Algunas de esas tormentas pueden presentar fuerte intensidad, lo que provocaría abundante caída de agua en forma localizada, granizo e intensas ráfagas.

   Según se advirtió, se espera que las lluvias continúen en la región inclusive hasta mañana, mejorando las condiciones recién el martes.

Fuente: Diario Jornada.