13 - marzo - 2019

Embrujo: se suspendió el juicio

Es porque deben discutir la probation para seis de los imputados. Podrían pasar varias semanas hasta su reanudación. Deberá decidir el juez Sergio Piñeda

Hoy a las 9 en la Oficina Judicial de Rawson el juez Sergio Piñeda presidirá la audiencia para decidir sobre los pedidos de suspensión de juicio a prueba para 6 de los 12 imputados por El Embrujo: Juan Carlos “Tato” Ramón, Jorge Godoy, Christian Gisande, Natalia y Giuliana Mc Leod y Sandro Figueroa. Algunos ofrecerán horas comunitarias y otros, resarcimientos económicos.
Piñeda fue alertado ayer cerca de las 16. Si deniega el beneficio, los defensores recurrirán a la Cámara Penal de Trelew; si lo concede, Fiscalía irá al Superior Tribunal de Justicia. Por sí o por no, recién cuando estos pedidos de suspensión de juicio a prueba queden firmes se iniciará el proceso para juzgar a la presunta banda liderada por Diego Correa. Las audiencias definitivas podrían no empezar hasta después de las Paso del 7 de abril.
Lo decidieron por mayoría los jueces Ricardo Rolón y Marcela Soñis. Fueron 20 minutos. Consideraron que no podían decidir sobre las probation porque sería adelantar opinión sobre los hechos y eso les impediría conducir el juicio. “Desconocemos la causa, queremos preservar nuestra imparcialidad y no contaminarnos, es la principal garantía para los imputados”. Por la cantidad de involucrados, la complejidad de la causa y para ahorrar  proceso, las actuaciones deben remitirse a otro juez, Piñeda.
Soñís votó en disidencia. “En minoría entendí que éramos nosotros quienes debíamos tratar las probation, para evitar un dispendio jurisdiccional y asegurar la garantía de ser juzgado en un plazo razonable, ya que hay personas presas hace más de un año”.
El defensor Omar López les había pedido decidir ellos, sin recurrir al juez anterior. Mostró el antecedente de un caso donde el STJ definió que era el tribunal del juicio el que debía tratar estas cuestiones y no el preliminar. “Si hacemos algo diferente esto se cae por nulo. Es doctrina”.
Fabián Gabalachis coincidió. “En la práctica muchas veces se aparta a dos jueces y el restante resuelve. Luego un tercer juez reemplaza al que ya opinó. Una vez que el tribunal está abocado, ése es el que debe resolver. No hay otra posibilidad”.
“Quiero que el tribunal entienda lo que la probation significa para los imputados –sugirió-. La frescura de tener nuevos jueces es de suma importancia porque les renueva su esperanza y su ilusión”.
El penalista respeta el intelecto de Piñeda pero sus clientes no tuvieron suerte con él. “Desde el primer día denegó todos los pedidos de la defensa en todos los sentidos, con ninguno tuvimos éxito. Sería como tener el resultado escrito”.
Otro defensor, Miguel Moyano, graficó: “Si empezamos el juicio con la mitad, el juez otorga la probation, pasan los días y la Cámara lo anula, ¿los imputados volverían a incorporarse? Esto debería suspenderse hasta resolver los planteos”.
La Fiscalía advirtió que si el grupo imputado queda por la mitad, se perjudica su estrategia. Hay pruebas, como varias escuchas, que no podrían usar. “Necesitamos juzgar a todos juntos, desprendernos de alguno nos debilita”, apuntó Omar Rodríguez.
Alez Williams aclaró que para decidir las probation, el tribunal no necesitaba prejuzgar. “Serían referencias fácticas tangenciales pero no les afectaba llegar impolutos al juicio. Son cuestiones técnicas, no de fondo. No hay obstáculo para que este tribunal decida”. Los acusadores quedarían en una situación incómoda pero por la cantidad de evidencias que poseen, se tienen fe en que no habrá probation.
La audiencia de ayer comenzó con el esperable planteo de Javier Patricio Romero, defensor del contador Federico Gatica. Citó tres fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y pidió suspender 10 días el juicio hasta tanto quede firme y él apele el fallo de la Cámara Federal Apelaciones de Comodoro Rivadavia, que rechazó su pedido para que el delito de lavado de activos lo juzgue el fuero federal.
Explicó que si las audiencias seguían el tribunal se arriesgaba a dictar un fallo nulo. “Es casi un disparate jurídico seguir. En nombre de la salud del proceso, no se puede avanzar”.
Gabalachis respaldó a Romero: “La Corte dijo que el lavado es un delito federal y no hay discusión”. La contienda de competencia es inminente porque Romero ya anunció que irá al Tribunal Oral Federal de Comodoro. “Avanzaríamos dos meses con esfuerzo y dinero para luego no poder dictar una decisión final. Por una mezcla legal y práctica, esto se debe suspender hasta resolver. Si la Cámara dice que el planteo no es extemporáneo, hay que hacerlo ante el TOF y Romero lo hará, estamos asumiendo un riesgo importante de que esto sea nulo pese a la ansiedad de que el juicio se haga”.
Pero los jueces advirtieron que ningún tribunal federal les reclamó el expediente. Por tanto no hay contienda de competencia y no se puede frenar el juicio por una hipótesis.
“Para que intervenga la Corte inexorablemente debe haber dos tribunales que se atribuyan competencia y esto no ocurre”, explicaron.
El fiscal Rodríguez advirtió que según el Código Procesal no había obstáculo para seguir la audiencia. “El defensor Romero eligió la vía inhibitoria para discutir una eventual competencia federal pero no es suficiente para no seguir. No planteó ninguna cuestión concreta para trabar la competencia”.
Desde Iniciativa Ciudadana, Eduardo Hualpa explicó que Romero hizo “conjeturas” y que “no hay motivos de fondo ni antecedentes ni fundamentos para sostener la suspensión”.
Los fallos de la Corte que citó Romero “son casos aislados, distintos e inaplicables. En este juicio hay mucho dinero y esfuerzo del sistema judicial y suspenderlo sería un disparate. En corrupción hay bajas estadísticas de condena y de juicio, necesitamos que se haga y haya una sentencia”.
Coincidieron Guillermo Hansen, de la Oficina Anticorrupción, y Javier Stampone, de Fiscalía de Estado.

Fuente: Diario Jornada.