24 - mayo - 2017

Elisa Carrió denunció a Diego Bossio y Axel Kicillof por un supuesto faltante millonario en ANSeS

La diputada acusó de «adminstración fraudulenta» al comité ejecutivo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del organismo durante el período 2010-2015.

Los dirigentes de la Coalición Cívica-ARI, encabezados por Elisa Carrió, presentaron una denuncia penal ante la Justicia por «administración fraudulenta» por el manejo irregular del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSeS.

La presentación de los diputados Carrió, Fernando Sánchez y la ex legisladora Fernanda Reyes apunta al «manejo doloso» en la gestión del organismo entre 2010-2015, a cargo de Diego Bossio; Santiago López Alfaro; Adrián Cosentino; Axel Kicillof; Emmanuel Antonio Álvarez Agis; Pablo Julio López; Juan Carlos Pessoa; Hernán Lorenzino y Roberto Feletti.

“Si bien durante toda la gestión existieron depósitos a la vista en diversos bancos, principalmente en entidades públicas, que no generaron ningún rendimiento para el FGS, en el segundo cuatrimestre de 2015 se descubre un inédito crecimiento en los depósitos en cuentas a la vista en Banco Macro. Esta preferencia arbitraria hacia esta entidad adquiere un evidente carácter delictivo que llega a su punto máximo en noviembre de ese año cuando en la asignación de los depósitos a la vista del FGS, el Banco Macro superó incluso al Banco Nación con una participación del 34% en el total de las disponibilidades del FGS en cuenta corriente”, detalla la presentación.

De acuerdo a la denuncia, la maniobra implicó un costo de «alrededor de 1.000 millones de dólares entre 2010-2015».

“Esta maniobra tuvo como consecuencia que el Banco Macro se vio favorecido en su operación habitual por el mismo monto en que se vio perjudicado el FGS y, como consecuencia los jubilados, por lo que es importante que se investigue la connivencia entre las autoridades del Banco y los funcionarios públicos”, solicitaron en la presentación los dirigentes de la CC-ARI.

Otro de los fundamentos de la denuncia, es que a raíz del cambio de gestión «los niveles de disponibilidad se redujeron sin perder liquidez desde el año 2016».