26 - febrero - 2019

El último tren de Centurión

El sábado vence el plazo para inscribir a jugadores en la lista de buena fe de la Libertadores. Antes de esa fecha, Ricky deberá definir su futuro: parecía todo encaminado para Godoy Cruz, pero por ahora quedó stand by. ¿Y Rosario Central?

El caso de Ricardo Centurión es extraño: parece que todos lo quieren pero nadie se hace cargo. No hay dudas de lo que Ricky puede aportar dentro de la cancha. El recuerdo del primer semestre del 2018, en el cual fue vital para Racing con goles y desequilibrio, se contrasta con sus constantes indisciplinas, esas que lo marginaron del plantel profesional por decisión de Eduardo Coudet y lo mandaron al predio Tita con la Reserva.

Este sábado vencerá el plazo para los equipos que jueguen la fase de grupos de la Libertadores de inscribir jugadores en sus listas de buena fe. Por ende, será indispensable que Ricky y quienes manejan su carrera definan cuál será su futuro antes de esa fecha porque, de lo contrario, quedará parado hasta mitad de año (Víctor Blanco confirmó públicamente que el volante no volverá a jugar mientras el entrenador sea Coudet).

Hasta hace algunos días, la única opción era Godoy Cruz.»Hubo sondeos pero el tema de Ricardo es nuestro, dirigencial. Veremos cómo nos vamos desenvolviendo. Lo que sea mejor para él y para Racing, nosotros no vamos a poner inconvenientes. El sondeo del Tomba fue para la Copa Libertadores», contó Miguel Jimenez, vice de la Academia, en una entrevista con La Oral Deportiva. El plan era cederlo hasta mitad de año, que tenga rodaje y en el próximo mercado evaluar los pasos a seguir.

Como lo del conjunto mendocino no terminó de materializarse, rápidamente apareció otra alternativa: Rosario Central. «Si está la posibilidad de que venga Centurión hay que analizarla», remarcó el presidente Di Pollina en La Red, aunque también puso una pausa al aclarar que «todavía no hay nada». Y como una tercera alternativa aparece un equipo del exterior. ¿Atlético Paranaense? Lo tuvo en el radar, pero al Cilindro no llegó ni un llamado.

Mientras tanto, Ricky sigue entrenando con la Reserva de Fleitas. Tras la victoria en el clásico de Avellaneda frente a Independiente, el Wachiturro prefirió mantenerse al margen: no hubo stories y nada por el estilo. Está por pasar el último tren. ¿Se subirá?

Fuente: Portal Olé.