21 - octubre - 2019

El segundo Debate Presidencial tuvo más cruces y chicanas pero poca sustancia

Los seis candidatos que competirán por la Presidencia participaron del segundo evento de cara a los comicios del 27 de octubre. Se realizó en Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y abordaron temas como seguridad, empleo y calidad institucional.

El segundo Debate Presidencial cerró este domingo el cruce público de los seis candidatos a presidente que el próximo domingo competirán en las Elecciones Generales. Tal vez con algo más de «picante»que el anterior, realizado en la provincia de Santa Fe, el balance general no deja muchos temas sustanciosos para analizar y sí muchas chicanas, sobre todo de Mauricio Macri hacia Alberto Fernández, a quien intentó todo el tiempo en identificarlo como el regreso del»kirchnerismo».

El Presidente, además, utilizó varias veces el «ellos» para referirse al kirchnerismo, marcando una profundización de la «grieta» que tanto resultado le dio en las elecciones de hace cuatro años.

Fernández, como la semana pasada, marcó las diferencias con el actual Presidente y todo el tiempo marcó los errores del Gobierno y las cosas que no se han hecho en estos cuatro años al frente de la Casa Rosada. «Gracias a Dios no nos parecemos en nada.Me preocupa como a usted el narcotráfico porque Argentina llegó para instalarse en forma de crimen organizado”, le dijo el aspirante del Frente de Todos.

Macri no se quedó atrás: «El kirchnerismo quiso encubrir a los responsables del atentado a la AMIA”, y también acusó a Fernández de haber pertenecido al gobierno que multiplicó la importación de precursores utilizados -según el primer mandatario- para producir droga y «exportarla».

Por su parte,Nicolás del Caño (FIT) también hizo su aporte a la disputa.Recordó la gestión de Aranguren en el gobierno actual y el conflicto de intereses.En tanto que trató a Miguel Pichetto de «Micky Vainilla», como el personaje de Diego Capusotto, en materia de seguridad.

Otro de los tópicos donde fue duro con el oficialismo fue en el ámbito de la vivienda,donde no dudó en decir que «los créditos UVA fueron una estafa». Precisamente, Macri había dicho pocos segundos antes que a partir de enero los créditos UVA van a empezar a ser ajustados por salario y no por inflación. A todas luces una promesa, porque en enero es muy posible que ya no sea presidente porque no logró la reelección.

Roberto Lavagna no tuvo un buen Debate, se lo excuchó mucho más cancino que otras veces y varias veces no pudo redondear sus ideas por falta de tiempo, algo que le volvió a pasar a Juan Gómez Centurión, que a pesar de ello volvió a repetir consignas típicas de la derecha más reaccionaria, como «orden», «combate al narco», y pedir mano dura para los piqueteros que cortan calles y rutas, además de criticar a la «coproración política» que él integra.

También se lo vio más insistente con sus consignas aJosé Luis Espert, profundizandosu discurso «antiEstado» y cuestionando una y otra vez a uno de sus enemigos favoritos: los sindicalistas.

Aunque trastabilló cuando habló de la «desintegración de la coparticipación a las provincias», en el eje de empleo, producción e infraestructura.

Fuente: Diario Jornada