20 - marzo - 2018

El puerto de Madryn participó de la Seatrade Cruise Global

Allí analizan la actualidad de la industria del turismo de cruceros y las tendencias mundiales en la actividad.
El director Comercial de la APPM, Héctor Ricciardolo, destacó que la proyección a nivel global del sector es que cada vez haya barcos de mayor eslora con mayor capacidad de pasaje, y en ese marco se inscribe la previsión de ampliación del muelle Piedrabuena.

Trabajo conjunto
 “A nivel nacional se está trabajando en la meta de llegar al millón de pasajeros. Con nosotros fue el ministro de Transportes de la Nación, Guillermo Dietrich, que explicó a las diferentes navieras el avance de las obras que se están ejecutando en los diferentes puertos del país. La tendencia mundial de cruceros es ya empezar a operar con barcos más grandes”, indicó Ricciardolo al hacer un balance sobre su participación en la feria internacional. Indicó que también asistió la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, ya que el puerto de Ushuaia es la puerta para los cruceros de van a la Antártida.

Mercado creciente
En la Seatrade Cruise Global 2018 en Fort Lauderdale se instaló un gran stand de Argentina donde confluyeron los puertos de cruceros: Buenos Aires, Puerto Madryn y Ushuaia, y también el sector del Ministerio de Turismo de la Nación, en forma conjunta.
“La tendencia de las compañías mundiales de cruceros es abrir nuevos destinos”, puntualizó el Director Comercial de la APPM. “El mercado que más ha progresado en el consumo del turismo de cruceros es el público asiático. Se calcula que para el año 2022 casi el 40% de todos los cruceros, a nivel mundial, los pasajeros van a ser de origen asiático. Esa tendencia ya la estamos observando en los arribos actuales de cruceros y en el movimiento turístico aéreo”, confirmó.

Planificacion estratégica
Ricciardolo sostuvo que desde Puerto Madryn “debemos seguir trabajando en conjunto con Buenos Aires y Ushuaia. Formamos parte de ese circuito. Debemos entender que formamos parte de una región integrada por Brasil, Uruguay, Argentina y Chile. 
La oferta de cruceros es del Cono Sur”, dijo sobre la política regional que se tiene para la captación de turistas y alentar la llegada de más barcos, no pensando en que una línea de cruceros ingrese a un puerto en particular, sino con una visión estratégica más amplia”.
Se habló de reflotar la Seatreade Latinoamericana que se realizó en dos oportunidades y después se discontinuó”, mencionó como otra de las metas sobre las que se trabaja. 

Ritmo de obras
En cuanto a las obras en el muelle Comandante Luis Piedrabuena dijo que se ejecutan a buen ritmo, “ya se está trabajando en los pilotes y se estima que los plazos de obra se cumplirán de cara a la próxima temporada. Las diferentes empresas navieras saben que se está haciendo la ampliación y siempre tenemos el as en la manga que, ante cualquier eventualidad, tenemos el otro muelle, el Storni, como alternativa”, manifestó.
Para que atraquen en el Comandante Luis Piedrabuena los barcos de más de 300 metros de eslora deberá estar listo el sistema de defensas, que es donde se apoyan las bandas de los cruceros para estar alejados de la estructura del muelle. En principio, la temporada de cruceros 2018/2019 empieza el 24 de octubre del corriente con la entrada del Midnatsol, aunque seguramente ingresará antes algún otro de estos cruceros chicos. Para la temporada venidera ya están previstas al menos 34 recaladas. 

Buques de 300
metros de eslora
El barco que reemplaza al Celebrity Infinity, que vino durante 15 años, es el crucero Eclipse de 317 metros de eslora. Y además vuelve a Puerto Madryn el Costa Luminosa de 294 metros de eslora. 
El otro es el Royal Princess de 330 metros de largo, que tiene previsto una sola entrada para el 24 de febrero de 2019, porque estará haciendo la vuelta al mundo y en ese itinerario ingresará a este puerto con alrededor de 3.500 pasajeros.
El Eclipse de 317 metros de eslora tiene previsto recalar en Puerto Madryn en seis oportunidades y la primera de ellas será el 13 de diciembre de este año con aproximadamente 3000 pasajeros y 1250 tripulantes.

fuente: Diario el Chubut