19 - septiembre - 2019

El «Naranja» fue pragmático y acaricia el Clasificatorio

J.J. Moreno venció por 1-0 a Huracán en condición de visitante. Con juego intenso en el primer tiempo logró la ventaja y se replegó con éxito en el complemento. Con seis puntos en juego, el equipo portuario aventaja por cinco unidades al «Globo» y a Gaiman FC, a quien visita el próximo miércoles. Si vence al «Rojinegro», consumará matemáticamente el pase. El fixture del campeonato se sortea hoy en el Consejo Federal.

J.J. Moreno de Puerto Madryn quedó ayer en el umbral de su primer objetivo del semestre. Derrotó con pragmatismo a Huracán en Trelew y aseguró virtualmente el pase al Clasificatorio Patagónico al Regional.

En la tercera fecha del triangular que da la tercera plaza de la Liga del Valle, resignó su habitual juego vistos0 pero conquistó un crucial triunfo por 1-0 en condición de visitante. Suma puntaje perfecto y aventaja al «Globo» y Gaiman FC en cinco unidades, con seis en juego.

Presión pura

La primera media hora de partido mostró el despliegue usual de J.J. Moreno. Aplicó sobre el césped huracanense un juego abrumador para el dueño de casa, que parecía ser el visitante.

Con una línea de tres y presión alta, buscaba torpedear al elenco dirigido por Gustavo Caamaño. Mostraba un esquema flexible, con Brian Garino como delantero por ambas puntas y con usuales incursiones en ataque del volante Franco Vaccaro, por izquierda.

Este despliegue le alcanzó para abrir el marcador a los seis minutos . Recibió el balón, ingresó al área por derecha y efectuó un remate sin dirección.

Sin embargo, Gabriel Obredor, en posición defensiva, en su afán por despejar, envió el balón hacia su propio arco desguarnecido. Cuando Obredor reaccionó, el balón ya había traspasado la línea de gol, sin tocar la red.

Ese vértigo también le permitió gestar otras dos ocasiones de gol. A los 14 minutos, Alejandro Giardino despejó de forma providencial un cabezazo de Gonzalo Peña. Y a los 33, el golero logró detener un disparo de Vaccaro, que alcanzó la posición de ataque tras una de sus incursiones ofensivas. La lluvia intermitente, el viento y el césped alto limitaron el accionar «Naranja».

En el último tramo del periodo inicial, Huracán reaccionó. A falta de dos minutos, Mauricio Barriga dispuso de una ocasión inmejorable para empatar el marcador. Pero no tuvo puntería.

Antes de la reanudación del juego, Barriga le aplica un cabezazo del zaguero Matías Cupayolo, que había increpado al volante. Ambos futbolistas fueron expulsados.

En el segundo período, Andrés Iglesias, mostró pragmatismo. Enterró el manual de juego fluido de J.J. Moreno y eligió un esquema conservador. Conformó una zaga con cuatro hombres, con las incoporaciones de dos volantes como laterales, Marcos Aciar y Vaccaro, que asistían a los centrales Peña y Catriel Monochio.

La receta rindió frutos, dado que Huracán no generó ocasiones para igualar el encuentro. El «Globo» apeló como herramienta exclusiva los balones áereos, que fueron capturados de forma sistemárica por Denis Roberts.

Esa elección del anfitrión tenía un origen claro. Obredor, futbolista desequilibrante de Huracán, fue controlado a la perfección por Vaccaro.

Hubo dos fueras de juego sancionados a Huracán en el tramo final, que fueron cuestionados por el local. Sin embargo, reducir la derrota a este supuesto es un error.

El triangular quedó prácticamente resuelto. Si J.J. Moreno derrota a Gaiman FC el próximo miércoles, avanzará al Patagónico, cuyo fixture se anunció para hoy, y compartirá zona con CAI, Racing Club y La Ribera.

Fuente: Diario Jornada