1 - mayo - 2020

El juez federal de Rawson investiga la fuga del buque chino que pescaba en aguas argentinas

El juez federal en lo Penal 2 de Rawson, Gustavo Lleral, investiga por «resistencia a la autoridad» a la tripulación del buque pesquero chino Lu Rong Yuan 668, debido a que el martes la embarcación se dio a la fuga luego de que la Prefectura Naval ordenara su detención cuando se encontraba dentro de la Zona Económica Exclusiva del Mar Argentino (ZEEA).

«Tenemos competencia para actuar pero en la causa por resistencia a la autoridad argentina ya que la embarcación extranjera se fugó y no por estar pescando de manera ilegal, porque en ese caso es una transgresión a la ley de pesca sobre la que actúan otras instancias», dijo a Télam el magistrado.

«Estamos esperando las actuaciones de la Prefectura Naval Argentina» para tramitar la causa, que se inició contra la tripulación de mando del pesquero chino Lu Rong Yuan 668, detectado pescando ilegalmente en la zona económica exclusiva (ZEEA), agregó el juez.

El buque potero chino fue contactado por el guardacostas Fique de la Prefectura y detuvo su marcha cerca del límite de la ZEEA, pero mientras se procedía a la aproximación se produjo un temporal que hizo que la maniobra se dificultara, circunstancia que aprovechó la nave extranjera para poner proa al Este y escapar.

«La maniobra se produjo durante toda la madrugada y la mañana del (martes) 28 y en ella participó además un avión patrullero marítimo con asiento en Comodoro Rivadavia», repasó el juez.

La situación de los barcos de distintas banderas pescando en el límite interno de la zona exclusiva de la Argentina fue denunciada por los propios patrones y capitanes argentinos que lograron tomar imágenes y subirlas a las redes sociales.

El portal especializado «Pescare» informó que durante el fin de semana pasado embarcaciones pesqueras con base en Mar del Plata detectaron un importante número de buques foráneos en la zona del paralelo 42°, entre 3 y 8 millas dentro de aguas jurisdiccionales.

En su mayoría se trata de buques poteros que pescan normalmente de noche utilizando máquinas automáticas -llamadas poteras o jiggins- diseñadas sobre la base del comportamiento de los calamares cuyos cardúmenes se concentran durante la noche atraídos por la iluminación provista por fuertes lámparas ubicadas en la cubierta del barco.

Esta situación fue denunciada por las cámaras patronales a través de una carta enviada al presidente Alberto Fernández.

En este marco, el lunes pasado, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca informó que se reforzó el patrullaje del Mar Argentino para prevenir la pesca ilegal de buques extranjeros en la ZEEA ante denuncias de dichos delitos.

La cartera nacional -a través de un comunicado- señaló que dispuso la «inmediata intervención de la Dirección Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera (Dncyfp), en una acción conjunta con la Prefectura Naval Argentina, con el objetivo de reforzar el control y el patrullaje en el Mar Argentino».

FUENTE: DIARIO JORNADA.