19 - marzo - 2019

«El ideólogo de todo era Mauricio Macri»

La insólita acusación que lanzó Macri a su padre recientemente fallecido generó la respuesta de su abogado, Luis Conde. Aseguró que «después de que Franco repartió Socma, todo lo manejaba Mauricio Macri con su CEO que se llamaba Maffioli».

El presidente Mauricio Macri recibió una serie de respuestas a su afirmación de que su padre era un delincuente, que hizo menos de dos semanas después de su muerte. El exabogado de Franco Macri, Luis Conde, recordó que quien estaban frente a las empresas familiares no eran otros que Mauricio Macri y su hermano, Gianfranco, que se encuentra investigado judicialmente.

Por otro lado, desde la oposición interpretaron la frase como un gesto desesperado por despegarse de la historia familiar en un contexto en el que la imagen presidencial viene a la baja por la recesión económica.

En un reportaje el domingo a la noche, Macri sostuvo que su padre «formaba parte de un sistema extorsivo del kirchnerismo, en el que para trabajar había que pagar».»Lo que hizo mi padre era un delito», afirmó Macri.

La réplica llegó de la mano del abogado de Franco Macri, quien recordó que «Mauricio Macri manejaba Socma». Conde aseguró que «después de que Franco repartió Socma, todo lo manejaba Mauricio Macri con su CEO que se llamaba (Roberto) Maffioli» y que «todas las negociaciones pasaban por Mauricio Macri y en segundo plano por Gianfranco. El ideólogo de todo era Mauricio», sostuvo a El Destape Radio.

No es ningún secreto el involucramiento de Macri en las empresas de su padre: en los noventas, el actual presidente había sido presentado en sociedad por Franco en el programa de Bernardo Neustadt donde contó: «Yo trabajo dentro de la administración que preside mi padre, tomo parte en el holding del comité activo que se reúne semanalmente para tratar la política general del grupo y aparte me ocupo directamente de algunas empresas. Me siento directamente involucrado, porque soy responsable de ese sector al que mal llaman patria contratista».

Como parte de sus tareas, Macri se vio procesado en las causas por contrabando de autos y también estuvo involucrado en la de las cloacas de Morón, que terminaron con la destitución del entonces intendente Juan Carlos Rousselot. Años más tarde, Macri y su hermano, Gianfranco, corrieron al padre de los negocios y tomaron el control del holding familiar. Ahora Macri busca borrar esa historia, como si nunca hubiera existido. Y mientras continúa abierta la causa del Correo Argentino para determinar si el mandatario quiso beneficiar a su propio grupo económico con la licuación de una deuda histórica con el Estado por una concesión menemista.

Fuente: Diario ElPatagonico.