8 - noviembre - 2016

El gobierno recibió a una comitiva de jujeños que hizo graves denuncias contra Milagro Sala

Denunciaron a la jefa de la agrupación Tupac Amaru por presuntas «usurpaciones, amenazas y asesinatos».

Funcionarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos recibieron esta tarde a una comitiva de ciudadanos jujeños que denunciaron a la jefa de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, por presuntas «usurpaciones, amenazas y asesinatos», y les prometió «colaboración» aunque recordó que se trata de asuntos «que deben ser resueltos a nivel provincial».

Sin el ministro Germán Garavano por estar convaleciente por una operación de tobillo, y sin el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, de viaje oficial en Mendoza, una docena de ciudadanos jujeños fueron recibidos por el secretario de Planificación del Ministerio, Mauricio Devoto, y por el jefe de asesores de Avruj, Leonardo Szuchet.

«Recibimos a un grupo de personas que vinieron de Jujuy y que habrían sufrido actos de violencia por parte de gente vinculada a Milagro Sala. Solicitaron que se los escuche y preguntaron qué tipo de colaboración podía haber de parte nuestra, nos mostraron un video con relatos de víctimas y nos informaron que ya se habían reunido con el gobernador (Gerardo Morales)», explicó Devoto a los medios presentes.

El funcionario afirmó que «ante cualquier tema que tenga que ver con cuestiones judiciales, el Gobierno es respetuoso de la división de poderes» y que, si bien están «abiertos a colaborar», el Ejecutivo quiere «establecer una nueva impronta y ser respetuosos de la independencia» del Poder Judicial.

Devoto les ofreció asistencia del cuerpo de abogados de la secretaría de Derechos Humanos en caso de que lo necesiten y, en cuanto a las amenazas que relataron, los «alentó a hacer las denuncias y que confíen en la Justicia».

«La política de seguridad la maneja el gobernador, las amenazas que ellos dicen recibir les dijimos que vayan a los canales correspondientes. Son todas cosas que deben ser resueltas a nivel provincial», señaló Devoto.

Una de las organizadoras del viaje fue Soledad Mendoza, quien se presentó como comunicadora social y mostró su enojo porque en Buenos Aires «están victimizando a Sala como si fuera una presa política», y dijo que decidieron pedir reuniones con el Ministerio de Justicia luego de enterarse del comité de legisladores que pide la liberación de la dirigente social acusada de diversos delitos, entre otros de asociación ilícita.

«Milagro Sala usurpó mi propiedad (del barrio Belgrano de la capital jujeña) para hacer uno de sus repartos de copas de leche, y cuando me opuse, en 15 días golpearon a mi madre y asesinaron a mi perro. Anoche mismo me golpearon entrando a mi casa, amedrentándome para que no venga cuando se enteraron que viajaba a Buenos Aires», apuntó Mendoza.

Otra de las presentes era Rosalía Reyes, madre de Luca Arias, ex militante de la CCC, quien aseguró que a su hijo «lo batieron a golpes el 6 de julio de 2006 una banda de 20 personas de la Tupac, que en ese momento caminaban con la propia MIlagro».

«Yo lo vi con mis propios ojos cuando ella se acercó junto con su gente y mandó a apalear a mi hijo, que por las secuelas murió en 2007. Él hizo la denuncia por el hecho, pero nunca avanzó», agregó Reyes, quien tiene la peculiaridad de conocer a Sala de adolescente.

Según Reyes, la jefa de la Tupac Amaru vivió con ella «más de dos meses cuando tenía 16 años, cuando se fue de la casa de su madre de crianza», con quien Reyes era compañera de trabajo.

También explicó su caso María del Carmen González, que trabaja en la Dirección de Tránsito de la municipalidad de San Salvador, quien acusó a la Tupac Amaru de quitarle la vivienda que le había otorgado por motivos políticos: «Me la sacaron porque yo trabajaba con el ‘Perro’ Santillán, y me pusieron droga para inventarme una causa, además de sacarme a la fuerza.

Ayer a las 3 de la madrugada, un patrullero de la propia policía provincial vino a mi casa a decirme que me cuide porque ya sé lo que me puede pasar».

Los denunciantes dijeron estar en contacto con la procuradora general de Jujuy, Josefa del Valle Herrera, quien los llamó a llevar todas sus denuncias a la Justicia, según transmitieron.

Fuente: Telam.