10 - septiembre - 2020

El Gobierno porteño no descarta llevar a la Justicia un reclamo por la baja de la coparticipación

Así lo informaron fuentes del Ejecutivo local, que precisaron que la decisión del Gobierno nacional fue comunicada a Rodríguez Larreta pocos minutos antes del mensaje que ofreció el presidente Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos, donde estuvo acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

El alcalde emitió esta noche por Twitter un breve mensaje en el que dijo «mañana me voy a referir al anuncio del Presidente».

También sostuvo que «en un momento de tanta angustia para los bonaerenses, reafirmo mi convicción de que el conflicto de la Policía debe solucionarse por vías institucionales».

Según se adelantó oficialmente desde la Nación, la Ciudad recibirá un punto menos del actual coeficiente del 3,5 que percibe por los fondos coparticipables y eso será destinado a la Provincia de Buenos Aires para la creación de un plan de fortalecimiento fiscal que será utilizado en parte para financiar un aumento salarial de los policías bonaerenses.

La reducción del porcentaje de la coparticipación a la Ciudad comenzó a discutirse entre los funcionarios porteños y nacionales a inicios de año en varias reuniones que se desarrollaron en Casa Rosada; no obstante las conversaciones se interrumpieron con el inicio de la pandemia del coronavirus.

Ya por entonces el Gobierno nacional pretendía rebajar en alrededor de un punto la coparticipación para el distrito porteño que, mediante un decreto, en 2016, del entonces presidente Mauricio Macri aumentó de 1,4 a 3,75 y que, posteriormente, se redujo a 3,5.

«Desde marzo que no hablábamos del tema de la coparticipación con Nación, pero la baja nos representará unos 35 mil millones de pesos menos del presupuesto, lo que es casi la mitad de los gastos actuales en materia de seguridad y justicia», precisaron las fuentes porteñas.

En tanto, adelantaron que «no se descarta» la posibilidad de llevar el reclamo en los tribunales para que sea la Corte Suprema de Justicia la que dictamine al respecto.

JUNTOS POR EL CAMBIO REPUDIÓ LA QUITA DE COPARTICIPACIÓN

Dirigentes de todo el arco político de Juntos por el Cambio se expresaron en contra del anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la quita de fondos de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, y calificaron esa medida como una «actitud de venganza y castigo».

«La quita del 1% de Coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires es una actitud de venganza y castigo que veíamos venir», protestó el presidente del bloque de la Coalición Cívica en la Cámara de Diputados, Maximiliano Ferraro.

El legislador opositor advirtió sobre una supuesta injusticia en la decisión al argumentar que «el 80% de los recursos totales de la Ciudad son propios» y que «sólo el 20% corresponde a los ingresos por Coparticipación y otras transferencias», mientras que «en la mayoría de las provincias, esta ecuación es completamente al revés».

También muy duras las palabras de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien fustigó a Fernández, de quien dijo su palabra «no vale nada».

«La palabra del Presidente no vale nada. Arrancó pidiendo diálogo y unilateralmente le cargó a los porteños un problema que es de la PBA, y que su espacio agigantó durante 33 de los últimos 37 años», escribió en sus redes sociales.

Para la ex ministra de Seguridad, el mandatario «jugó con la esperanza y la necesidad de todos los policías bonaerenses que esperaban una resolución favorable de su legítimo reclamo, los mandó a la casa, y cambió un problema policial por un conflicto político a la medida de su espacio».

«Entre los que viven y trabajan en la Ciudad hay alrededor de 7 millones de personas que se podrían ver perjudicadas. La Argentina no se construye enfrentando CABA y PBA. Esa lógica perversa empobrece cada día más al país», remató.

Por su parte, la diputada nacional del PRO Silvia Lospennato lamentó que haya sido «una decisión absolutamente inconsulta que reduce de la noche a la mañana los recursos de una provincia».

«No se puede hablar de diálogo y federalismo y resolver los problemas de la PBA sacándole unilateralmente recursos a la Ciudad», tuiteó la representante bonaerense.

La legisladora explicó que el presidente «no le está sacando recursos» al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, sino que «se lo hace a los 3 millones de argentinos que viven en la Ciudad y a los 3.5 millones que cada día vienen desde el Conurbano a trabajar, a estudiar, a atenderse en los hospitales y utilizan los servicios públicos de la Ciudad».

Además, advirtió que «no acordar esta decisión con @horaciorlarreta es no respetar a la oposición». .

Por su parte, el diputado radical Diego Mestre se mostró indignado y dijo que «a esta altura no se si lo eligieron presidente de la Argentina o gobernador de Buenos Aires», al referirse a Alberto Fernández.

Varios intendentes de Juntos por el Cambio que acompañaron al jefe de Estado durante la conferencia de prensa aclararon que no sabían que iba a anunciar una medida de esa naturaleza.

«No teníamos información del anuncio, vinimos a reunirnos para escuchar y debatir, nada de eso sucedió», escribieron en Twitter el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, y de Vicente López, Jorge Macri, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

Los tres intendentes opositores consideraron que «la problemática económica y financiera de la provincia no se resuelve quitándole recursos a otro distrito» y «más en la situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo».

En tanto, sostuvieron que desean que «esta solución se logre en un marco de acuerdo con la Ciudad de Buenos Aires y que estos recursos lleguen a los municipios que trabajamos incansablemente para brindar seguridad a los vecinos».