7 - febrero - 2020

El Gobierno del Chubut extendió la emergencia dentro del sector de los anestesistas hasta fin de año

El Gobierno provincial extendió a través del decreto 97/2020 la denominada Emergencia de Servicios, Divisiones y Secciones de Anestesiología y fijo su prórroga hasta el último día del año.

La norma implica que los profesionales médicos que trabajan en esos servicios no podrán renunciar ni negarse a trabajar hasta tanto tengan un reemplazante.

Articulado

En su primer artículo, la norma establece que se prorrogará “a partir del 1° de enero de 2020 y hasta el día 31 de diciembre de 2020, la Emergencia de los Servicios, Divisiones y Secciones de Anestesiología de los efectores del Subsector Estatal de la Provincia”.

En el segundo artículo del decreto se establece que “durante el período de emergencia la efectividad de las renuncias de los profesionales que presten servicios y/o cumplan funciones de la especialidad médica en anestesiología, quedará supeditada a la asunción de tales funciones por otro profesional de la materia debidamente designado”.

También indica que “en el mismo lapso ningún anestesista podrá negarse a cumplir con las exigencias y necesidades de su servicio y/o funciones profesionales, aun cuando se encontrare en el supuesto referido en el párrafo anterior”.

Fundamentos

Entre los fundamentos, expone que “luego de evaluar la situación de los distintos servicios de anestesia de la Provincia, el Ministerio de Salud concluye en que subsisten los motivos que llevaran a la declaración de emergencia durante años anteriores; Que en tal sentido, puntualiza la escasez del recurso humano disponible en la especialidad, cuya existencia o inexistencia se encuentra unida a la posibilidad de realizar las cirugías que demandan la atención de los pacientes en los hospitales de mayor complejidad”.

“El ingreso de nuevos profesionales a los planteles de la Administración encuentra restricciones, tanto en la limitada oferta como en las pretensiones económicas de los especialistas que el Estado no puede atender, factor que a su vez actúa como disparador de los egresos respondiendo a intereses sectoriales a partir de una posición dominante y de privilegio; Que como consecuencia de dicha posición de privilegio, anualmente se plantean pretensiones remunerativas exorbitantes como condicionante de su ingreso o permanencia en la Administración Pública Provincial”.

Manifiestan al mismo tiempo que “se encuentra comprometida la adecuada cobertura de los servicios de anestesia de los hospitales de la Provincia”.

Agregando que “la medida a dictar implica supeditar la efectividad de las renuncias de los referidos profesionales hasta tanto asuma funciones otro especialista de la materia debidamente designado, como también facultar al Ministerio de Salud para arbitrar los mecanismos conducentes a brindar los servicios en las prestaciones de la especialidad con el objetivo de asegurar el normal funcionamiento del servicio de salud, y especialmente la necesidad de facultar a éste a accionar y coordinar las políticas junto con autoridades el Ministerio de Salud de Nación”.