18 - noviembre - 2016

El ex juez Galeano sostuvo que fue víctima de una «persecución política» del kirchnerismo

El destituido ex juez federal lo dijo en el marco de su declaración como acusado en el juicio oral y público por encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA.

El destituido ex juez federal Juan José Galeano dijo que fue víctima de una «persecución política» de parte de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, al declarar como acusado en el juicio oral y público por encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA.

Galeano declaró por primera vez en el juicio oral en su contra que lleva el Tribunal Oral Federal 2, que lo juzga por «peculado» y «prevaricato», por el pago ilegal de 400.000 dólares al acusado Carlos Telleldín a cambio de una confesión y por actuar de manera contraria al derecho.

En esta misma causa están acusados el ex presidente Carlos Menem, el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, el ex titular de la DAIA Rubén Beraja, el abogado Víctor Stinfale y Telleldín, entre otros.

En esta declaración, la primera desde que fue destituido por el Consejo de la Magistratura, aseguró que la ex presidenta «tenía razón sólo en una cosa: el caso AMIA es político y sin lugar a dudas lo aprovechó para hacer política lejos de la verdad y lo jurídico», en una estrategia que apuntó a demostrar que la investigación se frustró por el accionar del kirchnerismo.

Además señaló que los Kirchner lo sacaron del cargo porque él abrió las primeras investigaciones contra funcionarios de ese gobierno. «Fui el primero en escribir que Báez y Rudy Ulloa eran testaferros de Kirchner», dijo.

«Al día siguiente, me sacaron el juzgado que tenía a cargo, en el cual tramitaba el caso y colocaron nuevos jueces», aseguró.

A lo largo de casi dos horas, Galeano leyó un texto preparado en el que apuntó al kirchnerismo, reinvindicó lo hecho por él en la investigación y negó todas las acusaciones en su contra.

Néstor y Cristina Kirchner, aseguró, «hicieron lo imposible por sacarme de la Magistratura, descubrí el desprecio que los Kirchner sienten por los jueces que no se arrodillaban ante ellos. No lo hice ni con ellos ni con nadie», expresó entre otros argumentos el ex juez que estuvo a cargo de la investigación del ataque terrorista del 18 de julio de 1994 y fue destituido por irregularidades.

Según Galeano, fue «también de los primeros jueces en recibir presiones de la presidencia K» y sugirió que las presiones fueron ejercidas por el ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zannini.

«No hay peor injusticia que sostener que formé parte de una maniobra para abortar la investigación. Desde el primer día, y hasta el día siempre tuve como objetivo que se supiera la verdad», dijo.
Además recordó que investigó a Menem «dentro y fuera de la causa AMIA, a sus ministros, al narcotráfico y a delitos de lesa humanidad, al PAMI de Matilde Menéndez, al fiscal trucho Damonte, a María Julia Alsogaray», entre otros.

El ex magistrado dijo también que fue él quien descubrió «que los intereses del dinero de la Provincia de Santa Cruz se depositaban en una cuenta particular del presidente Kirchner y se hacían giros como si se tratara de fondos particulares».

Al hablar en concreto de los cargos en su contra, Galeano descartó una maniobra de impunidad y sostuvo que si la hubo «se tendría que revisar en la esfera del Tribunal Oral nº 3 y en la actividad posterior trazada por quienes estuvieron a cargo del caso en el plano judicial y, sobre todo, en el político».

El Tribunal Oral Federal 3 absolvió a todos los acusados del atentado en un juicio oral en el que se anuló la mayor parte de la investigación de Galeano y se lo denunció por las irregularidades demostradas en el debate, según el fallo.

También sostuvo que si los policías bonaerenses hubiesen cumplido con su trabajo, el supuesto partícipe necesario y entregador de la camioneta Trafic usada como cochebomba, tendría que haber estado preso en julio de 1994, cuando ocurrió el ataque que causó 85 muertos.

Fuente: Telam.