28 - diciembre - 2019

El Bolsón: Para los familiares de víctimas de violencia, es “un fin de año con balance negativo y más dolor”

Luis Albornoz integrante del Grupo de Familiares de Víctimas de Hechos de Violencia de la Comarca Andina evaluó que “no se observan las soluciones que merecen tantos casos pendientes de nuestra región, como el de Mauricio Burgos, Franco Gavilán, Juan Martín Villar, Edgardo Bahamonde y Luis Ovando, entre otros”.

Desde su óptica, “hay cuestiones de fondo, que la justicia debe responder ante la comunidad de El Bolsón, donde sus tiempos no coinciden con los de la gente. Es imposible que una causa demore cinco años en resolverse; no puede ser que no haya una Oficina de Atención a la Víctima; que no tengamos jueces de Garantías; es inhumano que un solo fiscal tenga 1500 expedientes anuales en sus manos, seguramente no podrá ser eficiente en su trabajo”, enumeró.

Reiteró enseguida que El Bolsón “ya dejó de ser una aldea perdida en la montaña, somos una ciudad con casi 70 mil habitantes y nos merecemos un servicio de justicia acorde a la demanda. Se lo queremos decir frente a frente a los integrantes del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro. Pareciera que ser juez es escudarse detrás de un poder y no entienden que, en realidad, son servidores públicos”.

Puentes

En un comunicado abierto a la sociedad, Justicia Comarca valoró que “desde el comienzo, siempre hemos propiciado la construcción de puentes, de caminos que nos unan en las tragedias que nos identifican individualmente y nos unen en lo colectivo. Sin embargo, nos encuentra un fin de año con más distancias y menos posibilidades concretas de alcanzar ese anhelo de que el servicio de justicia se encuentre cerca de los ciudadanos”.

“Los nombres de nuestros seres queridos violentados –agregan-, los nombres de nuestras familias son el testimonio viviente de un reclamo que, si bien no encontrará jamás el consuelo definitivo, podrá constituirse en el descanso de ese recorrido que hemos elegido por vocación, para encontrar respuestas que por naturaleza nos cuesta alcanzar”.

“Pero en este fin de año –insisten-, debemos decir nuevamente que la insatisfacción y el sentido de abandono no solo se refleja en la demora de las causas, sino en el distanciamiento que se produce por la falta de respuestas”.

En tal sentido, graficaron que “los funcionarios del sistema judicial nos enviaron mensajes por las fiestas, los que agradecemos y compartimos con todos ellos y la sociedad, pero debemos decir también que la Navidad dejó de ser un momento feliz para todos nosotros desde que hemos perdido a nuestros seres queridos en forma violenta y que el único mensaje sanador sería el saber que se está trabajando para resolver nuestras demandas, aún con demoras”.

Además, recuerdan que “hemos solicitado una reunión con el Superior Tribunal de Justicia hace ya tres meses y ni siquiera hemos recibido una respuesta” y que “hemos celebrado hace casi dos años que se aprobara la ley provincial que establece la creación de una nueva fiscalía para El Bolsón. Sin embargo, después de ese tiempo, no hemos logrado contar con el organismo. Solo podemos decir que nuestras familias y el dolor no saben esperar”.

Luego de resaltar que “no estamos solo para resolver nuestras demandas particulares”, señalaron que “es mucho lo que debemos reclamar, no solo por nuestras causas sino por las que vendrán. Hemos formado el Grupo Justicia Comarca para ayudar a acortar recorridos y para que otras personas que deban enfrentarse a dolores similares puedan encontrar en el Servicio de Justicia la paz que los hechos violentos nos arrebataron”.

Finalizan diciendo que “seguiremos trabajando, a pesar del desconsuelo que nos aborda en estos días, por nuestros hijos, por nuestros hermanos o familiares, porque creemos en la justicia como principio, aún a pesar de las administraciones”.