27 - abril - 2017

EL AUMENTO DEL NÚMERO DE PERMISOS SERÍA UNO DE LOS EJES DE LAS MODIFICACIONES

Se acelera el debate por la nueva “Ley de Pesca Chubut”

La Secretaría de Pesca de Chubut prosiguió con el cronograma de reuniones sectoriales para avanzar en la modificación de la actual legislación pesquera provincial. El lunes se llevó a cabo en Rawson un taller con representantes de la Cámara de la Flota Amarilla de Chubut, donde los armadores y propietarios de embarcaciones pudieron expresar sus inquietudes respecto a los temas que consideran deben estar incluidos en la futura ley.
Dos de los participantes del taller preguntaron a las autoridades provinciales y los asesores nacionales del gobierno para esta materia, sobre si se iba a incrementar el número de permisos provinciales de pesca para la flota amarilla; ambas consultas no fueron respondidas. Allí parece estar uno de los nudos de los cambios y modificaciones de la Ley IX – N° 75 (Antes Ley 5639) Ley General de Pesca Marítima.

Una ley de apenas 10 años

En los planes oficiales estaría la decisión política de aumentar la cantidad actual estipulada de licencias de pesca para la flota amarilla, aunque habrá que tener en cuenta que esas presuntas nuevas incorporaciones podrían operar sobre recurso que la provincia comparte con jurisdicción nacional.
La actual ley fue aprobada en el año 2007, cuando también era gobernador de Chubut, Mario Das Neves, pero aquellas limitaciones de cantidad de permisos, fijado en la norma, se vio recurrentemente vulnerado a lo largo de los años.
El límite en cuanto a cantidad de buques que compondrían la flota costera fue impuesto con el objetivo de que no se afectara el ‘esfuerzo pesquero’ en áreas de extrema sensibilidad para la reproducción y crecimiento de determinadas especies, tal como la zona de Isla Escondida, lugar donde tienen acceso los barcos amarillos con licencias provinciales.
Port su parte, las plantas de procesamiento plantean que por ser generadoras de empleo en tierra son “merecedoras” de recibir permisos provinciales para el sostenimiento de los puestos laborales. Pero con esa lógica cada emprendimiento podría reclamar una licencia.

“Meras autorizaciones”

Asimismo, cabe recordar que el Artículo 9° de la ley vigente precisa que “Se entenderá por permiso de pesca comercial a aquellas autorizaciones para operar con buques en aguas jurisdiccionales provinciales, las cuales serán de carácter precario y transitorio constituyendo meras autorizaciones para acceder al caladero”. Los asesores especializados del gobierno entienden que debe modificarse este esquema y que los permisos dejen de ser “precarios y transitorio”, y sean instrumentos que le represente al permisionario tener previsibilidad y mayor seguridad jurídica.

Armado fino

Quienes participaron de los talleres admiten que, hasta ahora, solo se aportan ideas generales a modo de inquietudes, opiniones e impresiones porque en rigor el gobierno no ha puesto a consideración un texto concreto sobre el articulado de la ley.
Quién se encargará de la redacción parece ser otra de las claves a tener en cuenta en este proceso; aunque los más desconfiados creen que ya está redactada, y los talleres tienen el objetico de socializar temas generales de la legislación, pero los sectores no tendrán injerencia real en el “armado fino” del proyecto que el Ejecutivo elevará a la Legislatura.

Artesanales de mayor eslora

En el marco de esta ronda de talleres, el martes, la flota artesanal de Puerto Rawson expuso sus inquietudes y concurrieron con una serie de propuestas que pretenden queden reflejadas en la nueva legislación pesquera. Consideran que se les debe asignar una zona específica y exclusiva para operar, y que debe eliminarse la restricción que dice que deben traer a puerto un máximo de 100 cajones, pero que en la realidad no se cumple; todos traen más. Otro de los temas es que se los autorice a incrementar la eslora máxima, actualmente en 9,90 metros, para pasar a 12 metros, basado en razones de seguridad de la navegación. También consideran que se les debe permitir una motorización de mayor capacidad de potencia.

Sin apuro

Por la tarde, se trabajó con las plantas de procesamiento, y volvió a hablarse de los permisos vinculados a las mismas. Y el último taller del martes fue con los gremios de la actividad pesquera. En tanto, para la semana próxima habrá otro encuentro, en este caso, con los representantes de las empresas de Comodoro Rivadavia, actualmente, único lugar de Chubut donde se procesa merluza del fresco.
Según deslizaron los funcionarios que participaron de las reuniones, habría una segunda ronda de talleres, durante el mes de mayo, donde ya se trabajaría sobre un texto concreto del proyecto de ley. De este modo, se habría flexibilizado el cronograma original que preveía una presentación formal del proyecto de ley para los primeros días de mayo. (Fuente: Revista Puerto)