27 - agosto - 2021

El aclamado documental sobre Isabel Perón llega a salas en CABA y Córdoba

El documental «Una casa sin cortinas», de Julián Troksberg, que procura descifrar la enigmática figura de María Estela Martínez de Perón, también conocida como Isabelita, la presidenta constitucional que tomó el mando del país en 1974, tras la muerte de Juan Domingo Perón, y que por diferentes motivos se convirtió en un incómodo nombre propio para el peronismo,llegará a salas de Córdoba y de la Ciudad de Buenos Aires a partir del jueves 2 de septiembre.

«Me atrajo la idea de mirar más de cerca el personaje y buscar entender por qué generaba tanta incomodidad, al punto de que lo más grato para todos nosotros era dejarla en las sombras. Ese fue el germen de la película y un poco la idea que la atraviesa», dijo Troksberg en diálogo con Télam, en abril pasado, en el marco de su estreno en la Competencia Argentina del último Bafici.

La película se proyectará en el Cine Hugo del Carril (Córdoba) el jueves 2, domingo 5, lunes 6 y el miércoles 8 a las, 18.00, el viernes 3 a las 15.30 y 20.30 y el sábado 4 y Martes 7 a las 20.30.

En tanto, en el Centro Cultural 25 de Mayo (CABA) se podrá ver el jueves 2 a las 20.30 y el jueves 9 a las 18.

El también realizador de «Mártir o asesino», sobre Simón Radowitzky, apela a una treintena de testimonios de personalidades que estuvieron y están al lado de Isabelita, como Carlos Ruckauf y Carlos Corach, como su secretario de Prensa y Difusión, Osvaldo Papaleo, sus actuales apoderados, vecinos de su época argentina y hasta el vidente al que acudía.

Entre todos ellos hace la radiografía de un personaje que por momentos pareciera fuerte y decidido, responsable de un gobierno anárquico y enclenque, pero que, en manos de José López Rega abrió las puertas al período más violento y sanguinario que vivió Argentina como república.

Pero los testimonios también dan cuenta de una mujer que jamás se imaginó en la posición en que terminó. Según algunos de los entrevistados, fue «la primera víctima» de la dictadura cívico-militar, por haber estado cinco años presa y tres en el exilio; castigos que tomó «con dignidad».

«Cuando se cumplieron 40 años del golpe de Estado se recordaron a los compañeros desaparecidos, se condenaron la represión militar y los estragos económicos, y se ahondó sobre la memoria de ese fatídico 1976. Sin embargo, había una figura central de ese período, la presidenta democrática de la república, que no aparecía en el cuadro», indicó Troksberg.

Martínez de Perón fue la primera mujer del continente en llegar por el voto popular a la primera magistratura del Estado.

 

Fuente: Telam.