17 - noviembre - 2016

Ediles aprobaron la creación de un “Banco de Alimentos”

Los concejales de Madryn aprobaron la creación de un “Banco de Alimentos”, cuyo objetivo será distribuir de manera equitativa y en carácter de donación, productos para su consumo a distintas entidades locales.
El nuevo organismo estará bajo la órbita del área de Desarrollo Comunitario del Municipio, que obrará como Autoridad de Aplicación, y el programa en cuestión “recibirá, en carácter de donación, todos aquellos productos alimenticios que cumplan con las exigencias bromatológicas vigentes para el tipo de producto correspondiente, y que
puedan contener una falla, tales como defectos en la rotulación, en el contenido neto, en el aspecto externo del envase o incumplimiento de alguna cualidad secundaria del producto o que estén próximos a su vencimiento y que la autoridad de aplicación pueda distribuir rápidamente”.
A su vez, Desarrollo Comunitario será responsable distribuir los alimentos “en forma equitativa a los sectores que más lo necesiten, según sus propios registros y a través de sí misma o de entidades intermedias registradas a tal fin”.

Atendiendo urgencias

Los ediles se basaron en que “la grave situación económica actual hace indispensable tomar las medidas necesarias que brinden herramientas adecuadas para ayudar a enfrentar el momento” y que “los niveles de pobreza e indigencia han aumentado debido a la inflación, desocupación, enfriamiento de la economía”.
A su vez, fundamentaron que, ante tales situaciones, “es nuestro deber ayudar al Estado Municipal a establecer acuerdos con actores privados que deseen colaborar a paliar esta
Situación” y consideraron necesario “generar una norma que actúe como herramienta en
la atención de necesidades básicas alimentarias de aquellos sectores sociales vulnerables”.
Según expresa la Ordenanza, “atento a la realidad de nuestra sociedad, es imperiosamente
necesario lograr una solución trabajando en comunidad y logrando que distintos sectores de la sociedad civil e instituciones privadas puedan colaborar en la atención de la problemática mencionada con anterioridad”, por lo cual, a través de la nueva normativa, “los comerciantes e industrias que no logren introducir sus productos alimenticios en la cadena comercial por problemas de etiquetas, errores en la información del envase, y cualquier otro defecto que no implique un riesgo para la salud de quien lo consume, y que serían descartados por los mismos comerciantes éstos podrán, en calidad de donación, entregarlos a instituciones tanto públicas como privadas, quienes deberán distribuir dichos productos en los sectores sociales vulnerables”.

Familias vulnerables

Por otra parte, el documento prevé la ayuda de comerciantes, industrias e instituciones tanto públicas como privadas, para trabajar “en conjunto con el Poder Ejecutivo Municipal en la distribución de alimentos a aquellas familias carenciadas de una manera eficaz y rápida, evitando el vencimiento de los productos, y paleando las necesidades que tienen carácter urgente”, además de que la novedosa legislación recordó que “la Carta Orgánica Municipal, en su Artículo 78, establece que los poderes públicos municipales adoptan medidas administrativas, legislativas y de otra índole, a fin de garantizar, con afectación de los máximos recursos materiales y de personal calificado disponibles, los derechos de las personas, especialmente grupos sociales en situación de vulnerabilidad”.
En el marco de la nueva normativa, la misma establece que “las empresas o comercios donantes deberán conservar los datos que identifican su descripción y la fecha de vencimiento de los productos”, a la vez que, “en caso que la autoridad de aplicación defina distribuirlos a través de Instituciones o Entidades intermedias, queda estrictamente prohibida la comercialización de dichos artículos así como el cambio de destino de los
Mismos”.
Por otra parte, señala que “la fiscalización del cumplimiento en los productos alimenticios, estará a cargo de la Dirección de Inspecciones Municipales y Control Alimentario, dependiente de la Secretaria de Gobierno” y que, “de la misma manera, la Autoridad de Aplicación (Secretaría de Desarrollo Comunitario) aceptará y distribuirá elementos no comestibles que venden los supermercados, colaborando con la economía familiar de aquellas personas que lo necesitan”.

Fuente: El diario de Madryn.