29 - diciembre - 2020

Diputados sesiona para debatir la nueva fórmula de movilidad

La Cámara de Diputados sesiona para discutir el proyecto de movilidad jubilatoria que el oficialismo, con el respaldo de bloques provinciales, aspira a convertir en ley para formalizar la aplicación de un ajuste trimestral de los haberes previsionales con una fórmula que combina un 50% de la recaudación de la Anses y otro 50% de la variación salarial.

La sesión comenzó a las 11.40, luego de que el oficialismo pidiera postergar media hora el inicio para reunir quórum ypermitir la llegada de los legisladores que se encontraban en las inmediaciones del Congreso y no podían ingresar por los cortes de tránsito en la zona.

Es que los accesos al Parlamento se encuentran interrumpidos por el operativo dispuesto por las marchas que se realizan frente al palacio legislativo ante el debate en el Senado del proyecto de legalización del aborto.

Al inicio de la sesión, la Cámara baja rechazó un pedido del diputado de la Coalición Cívica de Catamarca Rubén Manzi, quien planteó un apartamiento del reglamento para votar los proyectos que solicitan la presencia en el recinto del ministro de Salud, Ginés González García, para que brinde información sobre la adquisición de las vacunas contra el coronavirus,

El plenario se realiza bajo la modalidad presencial con las excepciones de conexión remota para aquellos diputados que integran grupos de riesgo para el coronavirus, ya sea por cuestiones de edad o de salud.

La sesión se extenderá por unas 15 horas y se estima que el dictamen de mayoría se votará cerca de las 2 o 3 de la mañana del miércoles, según el acuerdo alcanzado anoche la reunión de Labor Parlamentaria.

Massa y los jefes de bloque, en la reunión de Labor Parlamentaria.
Massa y los jefes de bloque, en la reunión de Labor Parlamentaria.

Además, en el pedido de sesión impulsado por el bloque oficialista del Frente de Todos se incluyeron otros dos expedientes: uno para autorizar al presidente Alberto Fernández para viajar fuera del país durante 2021 y otro sobre la aprobación de un acuerdo con el Gobierno de Qatar para evitar la sobreimposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos a la renta y al patrimonio.

La nueva fórmula

La nueva movilidad para el sector pasivo, por la cual las jubilaciones se ajustarán con una fórmula que combina en un 50% la recaudación de la Anses y en otro 50% la variación salarial, ya cuenta con media sanción del Senado.

Antes de llegar al recinto el proyecto obtuvo las firmas de los diputados del Frente de Todos y contó con el apoyo de los diputados del bloque Córdoba Federal, los misioneros y el titular del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, con lo cual se estima garantizada la aprobación en la sesión de este miércoles.

En tanto, Juntos por el Cambio, Consenso Federal y el Frente de Izquierda objetaron que la nueva fórmula no incluye a la inflación como variable de ajuste de las jubilaciones.

En declaraciones a Télam, el diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto, afirmó: «Creemos que en la salida de la pandemia la Argentina va a crecer, van a mejorar los salarios y va a mejorar la recaudación».

«Por lo tanto, va a haber un proceso de redistribución del ingreso y por eso queremos que los jubilados participen de ese proceso de distribución del ingreso y ese es el objetivo de esta ley», aseveró elpresidente de la comisión de Previsión Social.

Desde la oposición, el diputado radical Alejandro Cacace, vicepresidente de la comisión de Previsión, consideró que «este es un ajuste para los jubilados que se hizo en 2020 con la suspensión de la ley de movilidad desde el que cobra la máxima al que cobra la mínima que les ocasionó pérdidas de entre 5 mil y 150 mil pesos donde varios tribunales ya les dieron la razón a los jubilados».El Senado ya le dio su aval a la iniciativa

«La única razón que tiene el Gobierno para hacerlo es ahorrar recursos en 2021 y lo que se busca es desenganchar de la inflación, en un año en el que se estima una inflación del 50% que significa que la caída de la jubilación no tenga piso», enfatizó Cacace en declaraciones a Télam.

El nuevo índice está basado en la fórmula aplicada desde 2009 por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que luego Mauricio Macri dejó sin efecto, estableciendo su propio esquema jubilatorio que, según los analistas, perjudicó los haberes del sector pasivo.De esta forma, y de aprobarse la iniciativa, se volverá a aplicar la fórmula con la que los jubilados, según el oficialismo, ganaron un 26% por encima de la inflación.

En su paso por el Senado, y por sugerencia del Frente de Todos, se le introdujeron cambios sustanciales para que, entre otros aspectos, los aumentos previsionales sean trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año.

El proyecto original establecía que los cambios en la fórmula de movilidad se iban a producir cada seis meses.

Esa modificación fue adoptada para «empalmar» los meses de «enero, febrero y marzo», que estaban «afuera» de la actualización, porque la fórmula del anterior Gobierno de Macri se aprobó en diciembre de 2017, pero empezó a regir en marzo de 2018.