16 - diciembre - 2019

Di Pierro dijo que será el gestor de los intendentes ante la Casa Rosada

A poco de finalizar su gestión como representante por Chubut en el Directorio de YPF, Néstor Di Pierro adelantó su intención de trabajar junto al gobernador Mariano Arcioni en la gestión y articulación de proyectos junto con los intendentes.

Reconoció la experiencia de haber integrado un directorio de relevancia a partir de la presencia de exsecretarios de Energía y expresidentes de la empresa estatal. “Agradezco la confianza que en su momento me brindó Mario Das Neves y que ratificó Arcioni”.

Dejará el cargo en YPF el 31 de diciembre. Su sucesor surgirá de una decisión del gobernador consensuada por los sindicatos de la industria. “Estaré trabajando en política, junto al gobernador y los intendentes con las gestiones que haya que hacer a través de los ministerios. Tengo muchos amigos en el gabinete, estuve muchos años y fui parte de un gabinete nacional como presidente del Correo Argentino. Gestionar y hacer un seguimiento de las cosas que nuestra provincia necesita, será muy importante”, anticipó Di Pierro.

“Tengo varios ofrecimientos. Mi compromiso y mi responsabilidad es trabajar para Chubut más allá de acompañar a Alberto y a Cristina. La prioridad en el país es recuperar el aparato productivo, reactivar fuentes de trabajo y trabajar mucho la parte social porque hay gente que la está pasando mal”. El exintendente de Comodoro Rivadavia llamó a reconstruir el tejido social para después avanzar hacia una etapa de crecimiento. “Yo voy a estar trabajando ahí”, planteó.

Di Pierro se mostró expectante ante el nuevo escenario político. “Hay mucha gente joven y una relación excelente entre Juan Pablo (Luque, intendente de Comodoro Rivadavia) con el gobernador y de ambos con el gobierno nacional. Tenemos los estamentos alineados y es una ventaja. Sobre todo, porque hay algo que Arcioni y Luque tienen algo en común a la hora de trabajar para dar un salto de calidad en términos productivos”.

Reconoció que la emergencia climática fue una dura prueba para la saliente gestión municipal. “Cuando empezamos a soñar en 2011 antes de que la gente nos haya dado su confianza, planteamos una ciudad a veinte años. Los proyectos cortos no sirven, lo mejor para la ciudad y la provincia son los proyectos con continuidad”.

“Comodoro tenía un presupuesto en obra pública de 120 millones de pesos y venían las grandes empresas de afuera, especialmente los bancos a llevarse todo afuera. Acá había 23 sucursales y sacando Provincia y Nación, los demás alquilaban locales con dos ventanillas. En una tomaban la plata al 5% y por la otra te la prestaban al 30. No le hacían viviendas a sus empleados, no generaban absolutamente nada ni siquiera cajeros automáticos en los barrios”.

“Sobre la Ley de Hidrocarburos –acotó Di Pierro- voy a ser un agradecido eterno con los diputados que la votaron y con todos porque esto no lo fuimos a pelear solamente desde el justicialismo sino que tuvimos el acompañamiento de la ciudad. El reclamo era justo desde una cuenca que le dio a la Nación muchísimos millones de dólares y teníamos una ciudad creciente sin posibilidad de atajar ese crecimiento en servicios, por la falta de ingresos”.

El “Tano” planteó la necesidad de reformular el esquema energético regional: “Viene una etapa de consolidación definitiva de la ciudad y hay que dar el salto de calidad. No podemos estar pensando solamente en qué nos ingresa por la actividad petrolera y qué cosa por impuestos. La ciudad tiene que despegar porque es la más importante de la Patagonia y la tercera ciudad del país. Viene un trabajo conjunto con las operadoras y los grandes inversores en donde el municipio debe asociarse en proyectos de energías limpias, buscando la transformacion de la ciudad apuntando a otros parámetros que no sea la actividad petrolera”.