21 - septiembre - 2017

Detuvieron a un menor por el ataque a puñaladas frente a un boliche

En un domicilio del barrio 630 Viviendas se detuvo ayer a un menor de edad, en el marco de la causa por intento de doble homicidio, ocurrido el domingo por la mañana en las afueras de un local céntrico de esparcimiento nocturno. Ese lugar ya había sido allanado al igual que otro domicilio sobre la calle Domecq García, al norte de la ciudad, y la Policía habría identificado al menos a dos de los presuntos agresores de Yoel Barria y otra persona que lo acompañaba esa madrugada, quienes fueron víctimas de un brutal ataque en la vía pública, sobre la calle 9 de Julio al 250, frente al comercio “La Frontera”.
A pesar del hermetismo de la investigación trascendió extraoficialmente que el menor sería el autor material de los apuñalamientos, y contaría con antecedentes policiales de aprehensiones por otros hechos
El menor en cuestión ya habría concurrido al lugar portando un cuchillo de grandes dimensiones, que habría sido el utilizado para herir al individuo de 22 años, que hoy evoluciona favorablemente.

Duro testimonio de un familiar de la víctima

Por su parte, el hermano de Barria brindó su versión de los hechos a través de su perfil público en las redes sociales; de este modo, Jonathan Barria criticó a los transeúntes “que no hicieron nada” cuando su hermano yacía sobre la vereda de Marcos A. Zar, casi Sarmiento, desangrándose producto de una certera puñalada recibida por la espalda, por parte de individuos que, al momento, no han sido identificados.
A su vez, precisó un dato que podría influir en la investigación de la Fiscalía, de cara al ataque que sufrieron ambos jóvenes, por parte de “unas 8 a 10 personas” que, según la Policía, a raíz de uno de los testimonios, habían descendido de una camioneta Renault Kangoo que luego fue secuestrada; por el contrario, el hermano de Yoel Barria aseguró que los atacantes “no llegaron en una camioneta, se fueron en una camioneta”, dejando entrever que los sujetos podrían haber estado de antemano en el sitio donde ocurrió el hecho.

Apuñalado en la puerta de emergencia

En su relato, compartido a través de Facebook por Jonathan Barria, inició expresando que “voy a empezar mal y terminar bien, tengo mucha bronca e impotencia, a los que hicieron esto a mi hermano y su amigo, y a las personas que vieron lo que pasó; porque a mi hermano lo apuñalaron en la puerta de emergencia de ‘La Frontera’ y los mismos locos lo arrastraron desde ahí hasta casi llegar a la esquina de Marcos A. Zar”, agregando que “se asustaron porque pasó Infantería o algo así”.
Sobre este punto, contó que “él (por Yoel Barria) se paró y empezó a caminar, desvaneciéndose hasta caer en Marcos A. Zar y Sarmiento; él estuvo tirado en medio de la calle y no hicieron nada, porque no me vengan a decir que en esa zona no pasa nadie, porque, a la salida del boliche, es una de las calles más transitadas de autos y peatones”.

El amigo, con pulmón perforado

Barria agregó que su hermano “estuvo tirado alrededor de una hora, desengrándose; sí, gente, en el medio de la calle, tirado desangrándose y nadie fue c*lo de ayudarlo, tengo tanto para decirles a esos f*rros pero no me voy a gastar, mi hermano está vivo y saliendo adelante, evolucionó muy rápido gracias a Dios; ya le sacaron los tubos y respira casi por su cuenta, tiene algo llamado ‘bigotera’ (porque está con oxígeno) por las dudas de colapso, habla poco pero va mejorando” y resaltó que “de no darnos la esperanza ayer (por el domingo) y hoy (por el lunes) a estar así, es una gran evolución, aunque no está fuera de peligro, todavía tienen que pasar 48 horas más”.
En relación al amigo de una de las víctimas, quien también fue apuñalado, pero evolucionó más rápidamente, sostuvo que “Juan, el otro chico, está fuera de peligro, con dos puñaladas también, una en la pierna y otra a la altura de la costilla que le perforó apenas un pulmón, gracias a Dios”.

“Que hablen y no tengan miedo”

Finalmente, el hermano de Yoel Barria expresó: “Yo sé que hay gente que vio todo esto, porque fue a las seis de la mañana, donde ‘cierra el boliche’ y que tienen miedo de decir algo, pero, gente, no tengan miedo, esto les puede pasar a ustedes, si Madryn ya no es la ciudad que era hace unos años atrás, cada vez peor está”, mencionó, agregando que “he escuchado que los medios están diciendo cualquier cosa, y yo me equivoqué, no se habían bajado de una camioneta; se escaparon en una camioneta” y concluyendo de manera rotunda: “Hoy son mi hermano y Juan, mañana podés ser vos y algún familiar; vamos a seguir mandando fuerza y rezando a Yoel Barria y que mejore pronto”.