28 - diciembre - 2016

Detectaron venta de pirotecnia en domicilios particulares

La presidenta del Concejo Deliberante, Xenia Gabella, remarcó la existencia de la Ordenanza 9079, la cual prohíbe, en todo el ejido municipal, de la ciudad de Puerto Madryn, “la venta, tenencia, comercialización al público mayorista o minorista, acopio, depósito, circulación, transporte y uso particular de todo elemento de artificio pirotécnico ya sea en locales, escaparates o en su modalidad ambulante”, y sostuvo que, “lamentablemente, hemos detectado la comercialización en domicilios particulares y, en este punto, los procedimientos quedan a cargo de la Policía y de la Justicia”.
Por otra parte, adelantó que trabajan de manera permanente en “concientizar a nuestros vecinos sobre la importancia de ser una ciudad libre de pirotecnia” y que “la prevención es un elemento fundamental para no tener que lamentar lesiones de gravedad; incluso, el concepto de seguridad pública no sólo abarca a los ciudadanos, sino también a los animales con los que convivimos, quienes poseen una capacidad auditiva superior a la del ser humano, lo que puede generar en ellos taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo e incluso la muerte”.
Según el parte médico de la guardia del Hospital Subzonal “Andrés Ísola”, durante los festejos de Nochebuena y Navidad, un nene de tres años ingresó con quemaduras en una mano por uso de pirotecnia, cifra que supuso un avance en lo que refiere a la concientización sobre la necesidad de dejar de utilizar elementos cuyos estruendos pueden provocar serios inconvenientes en la salud de animales y personas, así como también muchas veces han sido responsables de incendios y otro tipo de episodios lamentables.

Denuncias policiales

Gabella remarcó que “en estos días, hemos tenido que escuchar ciertas críticas infundadas sobre la supuesta falta de inspecciones; por el contrario, ellas se realizaron hasta últimas horas” y agregó que “me gustaría informar que se ha recibido una buena cantidad de denuncias telefónicas que fueron giradas a la Policía porque se trataba de domicilios particulares, donde nuestros inspectores no pueden ingresar”.
Actualmente, la Ordenanza 9079 tiene por objeto velar por la seguridad tanto de los ciudadanos como de los bienes que a ellos pertenecen dentro de la ciudad de Puerto Madryn, en virtud de la gran cantidad de accidentes que se producen como resultado del manejo de elementos de pirotecnia, sobre todo en menores de edad y personas que desconocen la real dimensión del peligro concreto que estos elementos configuran, y la falta de conocimiento en la manipulación que los mismos requieren.
“Por estas cuestiones, además de los controles, buscamos concientizar a nuestros vecinos sobre la importancia de ser una ciudad libre de pirotecnia”, expresó la Presidenta del Palacio Legislativo.

Falta de idoneidad y peligrosidad

Normalmente, las personas involucradas en el manejo de la pirotecnia suelen carecer de idoneidad, y utilizan dichos productos en un momento del día en el que acarrean cansancio físico, con reflejos disminuidos en un grado importante, ya sea por los horarios en que generalmente se realizan estas prácticas o por la ingesta en exceso de alimentos o alcohol que, por lo general, en fechas festivas se incurre y que pueden generar alteraciones en las condiciones de percepción o reacción ante eventos como una eventual explosión.
En este sentido, “el Municipio continuará realizando los controles para evitar la venta ilegal; no obstante, nos han llegado casos de comercialización domiciliaria y también de manera virtual; en este punto, las inspecciones municipales quedan limitadas y se da curso a la acción conjunta de la Justicia y la Policía”, informó Gabella.
De acuerdo a la normativa vigente, se considera elemento pirotécnico y de cohetería a los artefactos que contengan sustancias explosivas y destinadas a producir combustión, explosión y efecto luminoso, calorífico, sonoro, gaseoso o fumígeno dentro de los cuales se incluyen cohetes, petardos, rompeportones, bombas de estruendos, cañas voladoras, luces de bengalas, y todo otro elemento similar da carácter pirotécnico.
“La prevención es un elemento fundamental para no tener que lamentar lesiones de gravedad. Incluso, el concepto de seguridad pública no sólo abarca a los ciudadanos, sino también a los animales con los que convivimos, quienes poseen una capacidad auditiva superior a la del ser humano, lo que puede generar en ellos taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo e incluso la muerte”, concluyó.

Fuente: El diario de Madryn.