6 - septiembre - 2021

Denunciaron un ataque de neonazis contra militantes del Frente de Izquierda

El clima de campaña electoral en la Ciudad de Buenos Aires se vio empañado en el día de ayer por dos episodios de violencia en contra de fuerzas políticas opositoras al gobierno local.

En la tarde del sábado, un grupo de militantes del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad (FIT-U) que se encontraba desarrollando una actividad proselitista en la esquina de las avenidas Los Incas y Triunvirato, en el porteño barrio de Villa Ortúzar, fue agredido por integrantes del partido del dirigente neonazi Alejandro Biondini.

«Muy grave: en Los Incas y Triunvirato un grupo de fachos de Biondini golpearon a compañeros de la juventud del PO por ser «marxistas». Un compañero debió ser atendido por el SAME. Que se hagan cargo los que andan diciendo «zurdos de mierda los vamos a aplastar». Generan esto», denunció en su cuenta de Twitter el precandidato a legislador del FIT-U en la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Solano.

Por su parte, el segundo precandidato a diputado nacional por esa fuerza, Fernando Ramal, denunció la «complicidad» de la Policía de la Ciudad con los agresores. «En Triunvirato y Los Incas una patota de Biondini golpeó a un compañero del Frente de Izquierda. Lo peor fue que la policía acompañó pasivamente la agresión y ahora lo quieren imputar al compañero agredido», posteó el dirigente.

En tanto, integrantes de la organización Movemos, integrantes del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires, denunciaron que el sábado a la madrugada el local ubicado en la calle Humahuaca 3461, en el barrio del Abasto, fue atacado luego de una actividad pública realizada el viernes a la noche en la que estuvo presente la precandidata de legisladora Victoria Montenegro.

«La pintada, al igual que las que se hicieron en un local de la zona hace apenas días, se inscribe en una lógica de odio impulsada por macristas y falsos libertarios, que a fuerza de negacionismo y reivindicaciones de la dictadura militar quieren fragilizar la democracia. Es indudable el rechazo que presenta para estos sectores la militancia popular y la organización solidaria en los barrios por una vida y una ciudad más justas», denunciaron desde Movemos.

El dirigente de ese espacio, Roberto «Beto» Pianelli, precandidato a diputado nacional por el FdT, repudió el hecho en su cuenta de Twitter: «Repudiamos el ataque cobarde y fascista que sufrió nuestro local de Movemos-CABA. Este hecho se suma a otros que se vienen repitiendo contra el Frente de Todos. Horacio Rodríguez Larreta es responsable de no cuidar la Democracia en la Ciudad. Basta de violencia política!».

 
Fuente: Telam.