3 - septiembre - 2018

Del Potro superó a Coric y avanzó a cuartos del US Open

Del Potro, tercera raqueta del mundo y campeón en Nueva York en 2009, brilló con su saque y estuvo dominante desde el fondo para ganar al vigésimo sembrado, mermado físicamente por molestias en el muslo derecho, por 6-4, 6-3, 6-1 en dos horas y cinco minutos de juego.

El argentino, «en su torneo favorito», chocará ahora en cuartos con Isner (N.11), que tuvo que luchar durante algo más de tres horas con el canadiense Milos Raonic para terminar imponiéndose 3- 6, 6-3, 6-4, 3-6, 6-2.

Del Potro e Isner se han visto las caras en 11 ocasiones, con un balance de 7-4 para el argentino, 6-3 en pista rápida.

En un Arthur Ashe lleno a rebosar teñido de camisetas albicelestes, Del Potro impuso su mayor experiencia y su ritmo de juego, dejando varios puntos que levantaron a los miles de aficionados de sus asientos.

Entre ánimos («¡Delpo!»), cánticos («Soy, argentino, es un sentimiento, no puedo parar. Olé… olé… olé, cada día te quiero más») y gritos de guerra («Pegue, pegue, pegue Delpo pegue»), el de Tandil se sintió en Buenos Aires, rodeado de los suyos.

Una decena de sus compatriotas se desgañitaron apoyando al tercer cabeza de serie hasta el punto de ser seguidos por todo el estadio y de provocar el enfado de Coric, que incluso habló con el juez de silla al final de la primera manga para mostrar su descontento.

Porque en la pista, poco pudo hacer. Del Potro le rompió el saque en el cuarto y, aunque perdió el suyo poco después, firmó otro quiebre en el décimo para tomar ventaja a las primeras de cambio (6-4).

La segunda manga tuvo el mismo signo, con el croata cediendo su servicio en el cuarto y el argentino ganando de nuevo, en esta ocasión por 6-3, mostrándose muy superior.

Entonces, el croata tuvo que parar. Llamó al fisioterapeuta y recibió atención en su muslo derecho durante unos minutos, que lo lastró también en el tercer set, en el que sucumbió por un rotundo 6-1.

Nadal marca el camino

Nadal, primera raqueta del mundo y vigente campeón del torneo en las pistas duras de Flushing Meadows, controló en octavos al georgiano Nikoloz Basilashvili, al que ganó en cuatro sets de 6-3, 6-3, 6-7 (6-8), 6-4 en tres horas y 19 minutos de juego.

El español no dejó muestras de sentir dolor en su rodilla derecha, que le molestó durante su complicado partido ante el ruso Karen Khachanov en la tercera ronda, y pasó por encima de su rival durante los dos primeros sets con la naturalidad de quien va cada día a trabajar.

Sin necesidad de florituras, Nadal fue buscando su sitio en la pista y, cuando lo encontró, castigó cada una de las dudas de su contrincante.

No necesitó más en una jornada relativamente cómoda para él, que solo se le complicó cuando se relajó en la tercera manga, teniendo que jugar casi una hora más para cerrar el choque en la cuarta.

Ahora gozará del espacio y el tiempo para seguir poniéndose a punto antes de medirse el lunes al austriaco Dominic Thiem (N.9) en cuartos, con un ojo puesto en Del Potro, con el que podría chocar en unas hipotéticas semifinales.

Thiem barrió anteriormente en la jornada al sudafricano Kevin Anderson(N.5) en un visto y no visto. Sin contemplaciones.

El europeo, verdugo de Nadal en la tierra batida de Roma en 2017 y de Madrid en 2018, no dio opciones a Anderson con un contundente 7-5, 6-2, 7-6 (7/2).

Stephens sigue adelante

La estadounidense Sloane Stephens, defensora del título, no tuvo dificultades para derrotar a la belga Elise Mertens en dos sets y clasificar a los cuartos de final.

Stephens, tercera cabeza de serie y máxima favorita al título junto a su compatriota Serena Williams luego de la eliminación temprana de 10 de las 12 primeras sembradas, pasó por encima de Mertens (N.15) por un doble 6-3 en apenas una hora y 27 minutos de juego.

«Jugué un partido sólido de principio a fin. No puedo pedir mucho más», apuntó tras el partido la vencedora, que podría chocar con Serena en un hipotético enfrentamiento en las semifinales.

Así, la estadounidense jugará ahora contra la letona Anastasija Sevastova (N.19) en cuartos luego de que ésta dejara por el camino a la ucraniana Elina Svitolina (N.7) por 6-3, 1-6, 6-0.

Stephens ya ganó a Sevastova la temporada pasada rumbo a su primer título de Grand Slam, llegando a ir por detrás en la última manga y llevándose el triunfo en el tie break.

«En todo torneo tienes siempre un par de partidos en los que tienes que batallar para seguir adelante. Ese sin duda fue uno de ellos», recordó.

Octavos de final:

Rafael Nadal (ESP/N.1) derrotó a Nikoloz Basilashvili (GEO) 6- 3, 6-3, 6-7 (6/8), 6-4.

Dominic Thiem (AUT/N.9) a Kevin Anderson (RSA/N.5) 7-5, 6-2, 7- 6 (7/2).

Juan Martín Del Potro (ARG/N.3) a Borna Coric (CRO/N.20) 6-4, 6-3, 6-1.

John Isner (USA/N.11) a Milos Raonic (CAN/N.25) 3-6, 6-3, 6-4, 3-6, 6-2.

Serena Williams (USA/N.17) a Kaia Kanepi (EST) 6-0, 4-6, 6-3.

Karolína Plísková (CZE/N.8) a Ashleigh Barty (AUS/N.18) 6-4, 6- 4.

Sloane Stephens (USA/N.3) a Elise Mertens (BEL/N.15) 6-3, 6-3.

Anastasija Sevastova (LAT/N.19) a Elina Svitolina (UKR/N.7) 6- 3, 1-6, 6-0.

Fuente: Diario Jornada