20 - enero - 2018

Del Potro no pudo ante Berdych y se despidió del Abierto de Australia

Juan Martín Del Potro le dijo adiós al Abierto de Australia. Lejos de su mejor nivel, cayó en sets corridos ante el checo Tomas Berdych y finalizó así su labor en el primer Grand Slam de la temporada.

El tandilense, décimo en el ránking ATP, no pudo encontrarle la vuelta a un inspirado Berdych, que mostró un juego sólido y logró el pase a octavos de final imponiéndose por 6-3, 6-3 y 6-2.

La Torre de Tandil fue uno de los tantos tenistas que sufrió el intenso calor de Melbourne. De hecho, jugó bajo unos agobiantes 38 grados ante el ruso Karen Khachanov, a quien venció en cuatro sets por la segunda ronda.

Berdych ahora enfrentará al italiano Fabio Fognini (25), quien batalló tres horas ante el estadounidense Julien Benneteau y terminó festejando en cinco sets: 3-6, 6-2, 6-1, 4-6 y 6-3.

Luego de la histórica clasificación de Diego Schwartzman a los octavos de final del Abierto de Australia, Nicolás Kicker no pudo sumarse a la ola de buenas noticias y perdió en la tercera ronda con el húngaro Marton Fucsovics por 6-3, 6-3 y 6-2.

Kicker (93) tenía una buena chance de seguir dando la nota, luego de dejar en el camino al eslovaco Lukas Lacko por 6-2, 7-5, 1-6 y 7-5. Pero le costó demasiado el encuentro contra Fucsovics (80), quien llegaba envalentonado tras derrotar al estadounidense Sam Querrey.

Después de un comienzo parejo hasta el sexto game, donde ambos defendieron su servicio, el europeo aceleró con más potencia y peso en sus tiros. Kicker intentó tomar la iniciativa, pero no estuvo fino con sus golpes, por lo que su rival se llevó el primer set, más rápido de lo esperado. Le bastaron 41 minutos para cerrarlo por 6-3.

Fucsovics lo quebró de arranque en la segunda manga y ganó su cuarto game seguido. Cuando estaba 2-1, Kicker pidió la atención médica debido a las molestias en su pie izquierdo por una ampolla entre los dedos, producto del extenuante calor.

Sin embargo, el descanso no alcanzó para recuperar energías y volver a partido. Otro 6-3 cacheteó al hincha de Vélez, quien tuvo en ese lapso el doble de errores no forzados (12 contra 6 de su rival).

Nada cambió en el tercer set, donde Fucsovics llegó a ponerse 5-0 en un puñado de minutos. Kicker solo pudo darse el lujo de conseguir su primer quiebre del partido en el séptimo game. A la vuelta, y después de casi dos horas de acción, el húngaro cerró el duelo con un 6-2 a su favor.

El duelo generacional, ambos nacieron hace un cuarto de siglo, fue para Fucsovics que se topará en la próxima instancia con el ganador del suizo Roger Federer (2) y el francés Richard Gasquet (31) para seguir pisando fuerte en Melbourne.

«Hoy la verdad que el rival fue muy superior a mí, sacó muy bien. Por momentos le salían todas, metía bolas increíbles. Pero el flaco habrá trabajado también para esto y es muy meritorio de su parte», destacó Kicker tras su derrota en una hora y 56 minutos de juego.

El argentino reconoció que no se sintió en plenitud tras dos exigentes encuentros en las primeras rondas. «Yo por ahí estaba un poco cansado físicamente. Me costó mucho cambiar el aire en todo el partido, me sentía un poco ahogado. Pero ya está, ahora a seguir adelante y afrontar lo que se viene».

Kicker se despide así de Melbourne con la sensación de que pudo haber hecho algo más hoy, aunque con la satisfacción de haber cumplido una de las mejores actuaciones de su carrera. Los puntos logrados en Australia le servirán para subir en el ranking -se meterá entre los 80 mejores del mundo- y jugar torneos de mayor categoría en el futuro.

«Es muy positivo lo que hice esta semana, es también para lo que venía trabajando. Por suerte se me dio acá en Australia», señaló Kicker, que resaltó haber podido lograr sus primeras victorias ATP sobre cemento. «Ahora viene el polvo de ladrillo y espero poder meter también algunos resultados», indicó con la mira en la gira sudamericana.