24 - octubre - 2020

Defensa Pública también cuestionó los videos de Massoni

 
El ministro Federico Massoni con su propio equipo de difusión institucional publicó imágenes e incluso un video en las redes sociales de los allanamientos que se llevaron adelante el lunes 19 de octubre en Comodoro Rivadavia. En uno de los operativos se expuso a una niña. Además, se sumaría una denuncia de un vecino quien aseguró que fue golpeado.
 
La jueza penal Mariel Suárez consideró que no es necesaria la promoción y videos de los allanamientos que elabora el Ministerio de Seguridad que encabeza Federico Massoni. Y en las últimas horas, el Ministerio de la Defensa Pública del Chubut también cuestionó al “polémico” funcionario y tomará intervención para dar con las personas que fueron damnificadas durante los operativos.
 
EL COMUNICADO DE LA DEFENSA PUBLICA
 
“A raíz de los 22 allanamientos que se realizaron en forma simultánea en Comodoro Rivadavia (19/10/20) y por las imágenes emitidas por las redes sociales, el Ministerio de la Defensa Pública tomó intervención a través del área de Violencia Institucional.
 
En detalle se pudo observar a una niña en las imágenes, como así también, una desproporcionada utilización de la fuerza en el ejercicio de los allanamientos ordenados.
 
Desde la Defensa Pública se requirió la información de los domicilios allanados al Ministerio Publico Fiscal para poder tomar contacto con las personas que se encontraban en los allanamientos.
 
También se tomó contacto con otro vecino damnificado, quien manifestó que lo golpearon en la espalda, le rompieron la puerta de ingreso a su domicilio y otras del interior, y cuando preguntaron su nombre constataron que buscaban a otra persona.
 
Por las lesiones ocasionadas, el damnificado tuvo que dirigirse al Hospital zonal para hacerse chequeos y se le indicó la realización de una placa y una resonancia magnética.
 
El área de Violencia Institucional de la Defensoría entrevistó y recepcionó la denuncia al vecino damnificado. Dicha información se presentó por mail a la Fiscalía local. Fue acompañada por evidencias probatorias que respaldaban el testimonio recabado.