3 - marzo - 2017

Das Neves convocó a todos los sectores para trabajar políticas públicas para los próximos 20 años en Chubut

Fue al inaugurar por décima vez como gobernador el período de sesiones ordinarias de la Legislatura. A lo largo de 1 hora 45 minutos recordó la deuda de más de 12 mil millones recibida, pidió transparencia a los tres Poderes, “que también pongan la cara los jueces” en la lucha contra la inseguridad y empresarios serios. Fue aplaudido 41 veces y anunció obras.

 

 

 

Al inaugurar por décima vez como gobernador de la provincia el período de sesiones ordinarias de la Legislatura del Chubut, Mario Das Neves, realizó “una gran convocatoria a todos los sectores del ámbito social, gremial y político para trabajar en una planificación de políticas públicas para los próximos 20 años”, aclarando que “que aun pensando distinto debemos estar todos detrás de los mismos objetivos”.

 

En un profundo mensaje político que se extendió a lo largo de 1 hora 45 minutos, interrumpido 41 veces con aplausos, Das Neves dijo que “esta planificación hará todo mucho más claro y evitará discusiones innecesarias que demoren la toma de decisiones”. Por eso pidió a todos “el esfuerzo compartido para que en esta provincia rica y venturosa no haya pobres ni desesperanzados”.

 

También el mandatario instó “a trabajar y fuerte por los que menos tienen”, remarcando que “hay que ponerse el overol” para ver a todos los chubutenses “con techo y un trabajo digno”. Y fue por demás claro al afirmar que “es hora de volver a ver a los maestros con sus guardapolvos blancos igual que a los médicos y las enfermeras, a los trabajadores de la construcción y el petróleo con sus cascos y a los metalúrgicos con sus camisas azules”.

 

“Queremos ver a todos rumbo a sus trabajos y recuperando la dignidad perdida. Porque el trabajo dignifica y por eso tenemos todos que tener claro este objetivo. La gente lo reclama y lo merece” afirmó.

 

Das Neves recordó que recibió la provincia “con una deuda de 12.169.620.777 pesos”, pidió transparencia “y sinceramiento salarial” a los tres Poderes del Estado, “que también pongan la cara los jueces” en la lucha contra la inseguridad y “empresarios serios”. Realizó críticas a grupos económicos y si bien ponderó el diálogo con el Gobierno Nacional y la puesta en marcha de obras en aeropuertos, rutas y puertos en Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn y Esquel, también dejó en claro su decisión en cuanto a “la defensa irrestricta de los derechos de todos los chubutenses”. En relación a esa defensa fue que salió del texto del discurso en más de 20 oportunidades para hacer distintos anuncios y defender sobre todo las fuentes laborales.

 

En el recinto Das Neves estuvo acompañado en el estrado principal de la Legislatura por el vicegobernador Mariano Arcioni, asistiendo también a la inauguración del 45º período de sesiones ordinarias, legisladores nacionales y provinciales; intendentes y jefes comunales; el ex vicegobernador entre 2003 y 2011 Mario Vargas; integrantes del Poder Judicial, de las fuerzas de seguridad; ministros, secretarios, subsecretarios y presidentes de entes descentralizados del Gobierno del Chubut, representantes gremiales, entre otros. Su esposa Raquel Di Perna y como invitado especial participó el médico oncólogo del gobernador, a quien consideró como “una eminencia”, el doctor Carlos Silva.

 

2016 un año difícil en lo político y en lo personal

 

Das Neves no eludió referirse a la enfermedad que debió enfrentar, la lucha llevada adelante y a los rumores instalados en torno a su salud. Dijo al inicio del discurso que “2016 fue un año muy difícil en lo político y en lo personal” y si bien reconoció que “la salud de un gobernante es una cuestión de Estado” también cuestionó con dureza a quienes sembraron dudas al respecto. “Mientras yo daba una batalla más sin descuidar por un solo minuto lo que acontecía en mi provincia, otros se dedicaban a sembrar dudas tormentosas sobre mi salud, instalando incluso versiones sobre mi muerte”, recordó.

 

También habló que “durante los 4 años del anterior mandato sufrí todo tipo de agravios, injurias, persecución y hasta me quisieron condenar el destierro” y recordó que “entre otras tantas cosas me llamaron ¨desaparecido¨, una de las palabras más oscuras y siniestras del vocabulario argentino de las últimas décadas”.

 

Dejó en claro su lucha ganada a la enfermedad y ratificó que responderá “a la confianza que me brindó la gente por tercera vez en mi vida política para guiar el futuro de la provincia hacia un destino mejor para todos”. En ese marco habló de la difícil tarea “para combatir la injusticia” y agradeció la fuerza de la gente. “Las voces, las manos de la gente, sus abrazos, sus palabras, han fortalecido en mí algo que nunca perdí: la pasión por lo que hago y el amor por la vida” afirmó.

 

Por eso reivindicó que desde el 10 de diciembre de 2015 en Chubut “abrimos las puertas para todos los debates, todas las ideas. No hay más vallas ni en la peatonal de la Casa de Gobierno ni tampoco para quienes quieran venir a expresarnos sus ideas. Porque queremos lo mejor para la gente”.

 

“Lo que no queremos aquí son empresas y empresarios inescrupulosos que lucren con el sacrificio de los trabajadores. Queremos empresas y empresarios con los cuales podamos luchar codo a codo y crecer juntos”, recalcó.