9 - marzo - 2018

Crimen de Diana Rojas: El Tribunal da hoy su veredicto

Luego de que concluyera la etapa de testimoniales y los alegatos, este lunes a las 14 horas el tribunal colegiado, integrado por las juezas Patricia Ásaro, Patricia Reyes y Marcela Pérez, dará a conocer su veredicto en el juicio oral y público por el asesinato de la estudiante entrerriana.
La audiencia del viernes pasado inició con el alegato del Ministerio Público Fiscal, representado por los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño, quienes tras dos horas de exposición, pidieron que Dante Donnini sea declarado culpable del delito de “homicidio criminis causae, en concurso con intento de abuso sexual con acceso carnal, en concurso con robo; todo ello en concurso con homicidio agravado por ensañamiento”, el cual prevé la pena de prisión perpetua.
Durante su alocución, precisando fechas y lugares, Báez buscó desestimar la versión de Donnini sobre el presunto secuestro de la joven, planteando cuestiones como que el acusado “parecía más preocupado por vender el teléfono para recuperar el dinero del viaje, que por una chica que habían supuestamente secuestrado de su vehículo”.
A su vez, junto al fiscal Bugueño buscó reforzar las pruebas documentales, en contraposición con las declaraciones del imputado, a las cuales calificó de “inverosímiles”.

Desestimaron versión del acusado

En este sentido, la Fiscalía buscó dar cuenta de que la versión esgrimida por el taxista “se ajustaba” a las pruebas halladas en su contra.
Por su parte, Bugueño relató el momento del crimen, según la hipótesis oficial, contando que la víctima corrió, que Donnini la persiguió y la acuchilló desde atrás, tomándola de los pelos. “Ella escapaba de un intento de violación”, advirtió el fiscal.
Una de las cuestiones señaladas por la Defensa respecto de dicha teoría es que no se halló ADN del taxista en la gargantilla utilizada por la víctima, de la cual habría sido sujetada al momento de ser ultimada, siempre de acuerdo a la versión de la Fiscalía.
Además, Bugueño señaló que, de acuerdo a los datos de la autopsia, hubo un intento de degüellamiento, y las heridas provocadas en la víctima, que murió por un “shock hipovolémico agudo”, hicieron que tuviera una sobrevida de tan sólo cinco minutos.
“La cartera fue vaciada, la cortina de pelos de Diana fue arrancada”, añadió en su alegato, mientras que Báez planteó como “inverosímil” que los presuntos secuestradores mencionados por Donnini “se llevarán una rejilla con semen y soga con su ADN”.

“Sabía que nadie reclamaría el teléfono”

También, el jefe de fiscales de Puerto Madryn se refirió al momento en que el taxista dijo haber encontrado el celular de Diana dentro de su auto: “Donnini vendió celular de la víctima una hora después del crimen, sabía que nadie lo reclamaría porque Diana ya estaba muerta”, expresó.
La querella, representada por Carlos Villada y que pidió la pena de perpetua por el delito de “homicidio triplemente calificado, con ensañamiento, femicidio y ‘criminis causae’, también aludió a la pericia psicológica realizada sobre el acusado.
“Falta de manejo de la agresividad, inmadurez sexual, resentimiento y falta de empatía hacia el otro”, precisó.
Las pruebas documentales fueron proyectadas en una pantalla, donde las partes observaron una presentación de PowerPoint con fotos de la escena del crimen, de las pericias al imputado y al cuerpo de la joven, además de un croquis con mapas del trayecto que habría realizado el taxi.

Para la Defensa el crimen quedará “impune”

En su alegato, el abogado que patrocina al taxista, Martín Castro, buscó reforzar la versión de Donnini sobre el recorrido que hizo taxi el día del asesinato, haciendo referencia a los presuntos secuestradores de Diana, que le habrían cruzado el taxi con otro vehículo para raptarla, amenazándolo para que no dijera nada de todo ello.
También, el defensor buscó posicionar a Donnini fuera de la escena del crimen, refiriéndose a una cronología en la que el imputado se encontraba en la parara del Ruca Hue al momento del asesinato.
Por otra parte, aclaró que no fue hallado ADN de la víctima en los elementos secuestrados durante el allanamiento a la casa del taxista, agregando que las huellas de calzados en la escena no se condicen con las del calzado secuestrado en la vivienda.
Castro pidió la absolución de Donnini, aduciendo que tampoco se conoce el móvil del homicidio, concluyendo que, pese a la resolución del Tribunal, el crimen “quedará impune, porque el verdadero asesino no está en el banquillo de los acusados”.

FUENTE: EL DIARIO DE MADRYN