18 - febrero - 2017

Continúa el plan de mejoramiento de espacios públicos

En los últimos meses, se hicieron más de 300  operativos de control y mejoramiento de espacios públicos en la ciudad con el fin de dar cumplimiento a  las normas que establecen, por ejemplo, obligatoriedad de plantar árboles frente a las viviendas, mantenimiento de terrenos baldíos, instalación de cerco provisorio y letrero en obras en construcción así como requisitos para colocar cartelería publicitaria

Las cuadrillas de la Secretaría de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Puerto Madryn continúan trabajando en el plan de mejoramiento de espacios públicos. Con el objetivo de solucionar problemáticas históricas de la ciudad, desde hace un año, el área comenzó a llevar adelante intensas tareas, amalgamando las técnicas de inspección, conocimiento de la ciudad y las normas tributarias junto con las de Edificación y Planeamiento Urbano.

A partir de esta iniciativa, se realizan de manera permanente tareas de concientización, notificación e inspección en distintos sectores de la ciudad sobre Ordenanzas vigentes. Tales normas establecen la obligatoriedad de plantar árboles frente a las viviendas, limpieza y cercado de terrenos baldíos, colocación de cerco provisorio y letrero requeridos para obras en construcción así como requisitos para la instalación de cartelería publicitaria.

De acuerdo al plan previsto, se realizaron más de 300 operativos de control, que incluyeron 1ª y 2ª visita en algunos casos, reclamos y notificaciones a los vecinos en caso de existir incumplimiento de la legislación relacionada con el espacio público y se otorga un plazo prudencial para regularizar la situación.

En tal sentido, cabe mencionar que los principales puntos a fiscalizar están contemplados en el Código de Planeamiento de la Ciudad, el Código de Edificación, Código Civil Nacional, Ley de Accesibilidad y en normativas complementarias.

En cuanto a la respuesta de la comunidad, desde la Secretaría de Desarrollo Urbano resaltaron que un 80 por ciento de las personas visitadas hasta el momento adecuaron su situación a la norma.

Se trata, entre otros casos, de veredas que no cumplían  con  los requisitos  exigidos, desde su seguridad para transitar, su higiene o el arbolado reglamentario que deben poseer. De terrenos baldíos que hoy ya cuentan con el desmalezamiento y cercado correspondientes; obras en construcción que, luego de inspeccionadas, tienen el cartel exigido; locales comerciales y particulares, que tras ser visitados por agentes municipales, colocaron el arbolado contemplado en las normativas.