26 - diciembre - 2017

“Conformamos una Policía que se moderniza y que se depura si alguien mancha el uniforme”

El titular de la fuerza policial chubutense, dejó en claro sobre los objetivos que tiene su gestión. Una mayor modernización de su personal, tanto en el plano personal como profesional para dar respuesta a la comunidad y un respeto irrestricto a la institución en lo referente a las normas a cumplir.

El jefe de la Policía de Chubut, comisario general (RSE), Luis Alberto Avilés, recalcó que desde que está al frente de esa institución de seguridad, se procuró a otorgarle un mayor profesionalismo y actualizarla permanentemente, tanto en el plano logístico como operativo; expresando que el acompañamiento de los casi cinco mil empleados que posee esa fuerza es medular para que los objetivos se cumplan.

“Estamos en el camino de ser más profesional, integradora y solidaria”, dijo Avilés para recalcar que además del apoyo sostenido a las áreas específicas que la sociedad demanda en estos tiempos, es “una institución sana, sin hechos de corrupción que se depura inmediatamente si se detecta que algún integrante mancha el informe con conductas inapropiadas y contrarias a nuestro juramento”.

Avilés sostuvo que durante el tiempo que ha durado su conducción “conformamos un equipo de trabajo homogéneo con el que analizamos la situación y con planificación estratégica, vocación de servicio y por sobre todas las cosas un gran respeto al personal policial”.

A su vez destacó que “establecimos tres objetivos claros desde el primer momento. En primer lugar, lograr que los jefes de las unidades operativas acompañen a la tropa no solamente en presencia en el terreno cuando la situación así lo amerite, acompañando con directivas claras e instrucción permanente para lograr seguridad en todo procedimiento que intervenga su dotación”.

Objetivos

También y mediante la instauración de canales de comunicación directos con la comunidad, “procuramos lograr transparentar toda actividad relevante de los integrantes de las fuerza y de esta manera cambiar la imagen institucional que recibe la sociedad pues la gran cantidad de hechos y actividades positivas de la Policía se desconocen” y por último “lograr enaltecer la Policía a nivel regional y nacional, poniendo todo el esfuerzo en cuanto a la preparación profesional de nuestros hombres y mujeres y con planificación contrarrestar los efectos del delito organizado interprovincial”.

“Este último objetivo-agregó el jefe policial- se está logrando pues el cambio del contenido curricular de nuestros centros de instrucción, tanto para agentes como cadetes, y en donde ya ha recibido el reconocimiento nacional”.

De esta forma sumando más y nuevas “oficinas especializadas en atender modalidades de delitos que están en auge y que afectan bienes jurídicos de nuestra sociedad y específicamente a la familia y a las mujeres, como son la comisaría de la Mujer y la Policía Comunitaria”.

Por otro lado, el comisario general (RSE) Luis Avilés, indicó que “se ha reglamentado la ley de asistencia integral el policía, la que con designación de profesionales psicólogos tiene como principal objetivo, velar por la salud psicofísica de nuestra gente, asistiéndolo en situaciones complejas y traumáticas producto de su labor”, tanto en su labor cotidiana como personal activo de la fuerza, como ya próximo a su retiro, considerada ésta una etapa medular en la vida del funcionario policial.

En cuanto a los hechos delictuales en sí, el titular de la Policía chubutense aseveró que “hemos superado plenamente la operatividad en las calles en lo que respecta a la respuesta al plan implementado desde la Jefatura de Policía con la cantidad de detenciones in fraganti delito, haciendo cesar de de este modo las consecuencias del mismo.

Al igual que los secuestros de drogas prohibidas y procedimientos investigativas y teniendo óptimos resultados en detenciones y secuestros con recuperación de elementos que habían sido sustraídos”; pues “nuestra fuerza –y es nuestro plan- va camino a ser más profesional, integradora, solidaria y unida”.

“Nuestra Policía es una institución sana, sin hechos de corrupción que se depura inmediatamente si se detecta que algún integrante mancha el informe con conductas inapropiadas y contrarias a nuestro juramento”, enfatizó Avilés para añadir que “la Policía chubutense no va a bajar los brazos en su lucha por brindar tranquilidad y seguridad a nuestra sociedad.