16 - mayo - 2019

Concejales escucharon a vecinos que plantean no adherir a la “Ley Micaela”

Son vecinos que se oponen a que el Municipio de Esquel adhiera a la “Ley Micaela” que impulsa la capacitación de los empleados públicos sobre violencia de género.“Nos vamos contentas porque pudimos hablar y expresarnos en un clima de respeto”, manifestó Pamela, una de las personas que encabeza los pedidos para que no se apruebe la adhesión.
“Hemos sido escuchadas, planteamos nuestras dudas y el temor a la implementación de la ley, porque sabemos que no hay una reglamentación, que hay que hacerla. Y lo que se busca es bajar el índice de violencia contra la mujer. Queremos que realmente se vaya a las causas, permitiéndole a todo el mundo que opine, que todo el que vaya a ser capacitado pueda expresarse, que nadie le pueda prohibir que diga lo que piensa. No nos gusta la imposición que habla de términos como monitorear”.
Para la vecina, “sería bueno que se hiciera una capacitación sin ninguna imposición de ninguna perspectiva, sin poner a varones y mujeres en contra, porque si no nos va a ir peor. No tenemos por qué ser violentados por nuestros pensamientos o nuestras orientaciones. Hay mucha violencia familiar en Esquel, que aumentó un 32%, y deberíamos ir a las causas, que no siempre son que el varón es el malo de la película como vemos en cierto espíritu de la ley”.
Por su parte, otra de las mujeres que se reunió con los concejales, apuntó que la Ley Micaela “atenta contra la libertad de las personas porque habla de obligatoriedad y de sanciones si no se acatan las obligaciones reglamentarias. Y por otro lado, habiendo ya leyes aprobadas, muchas leyes en nuestro país, para trabajar contra la violencia contra la mujer, vienen detrás con la temática de género”.
Además, cuestionan que “habiendo ya leyes que contemplan la violencia contra la mujer no se entiende por qué crear otra ley más. Entendemos que hay una tendencia a imponer una ideología. Cuando hablamos de temas de género hablamos de un pensamiento que viene de una filosofía, que viene de una ideología que se trata de imponer para tratar de cambiar la realidad que te rodea. Y convencer o imponer al otro de algo que no piensa o no ve de esa manera quizás coarta la libertad de las personas”.

FUENTE: DIARIO EL CHUBUT