Lo dio a conocer la directora del Área Programática, Miryam Monasterolo, quien reveló también que en la semana pasada 15 personas fallecieron en sus hogares, una cifra muy superior a la habitual según la estadística de la Cooperativa.

La situación en Comodoro es sumamente compleja. Un sistema sanitario diezmado por las bajas de personal debido a los contagios internos, intenta responder como puede ante el ascenso exponencial de casos positivos en la ciudad, que ya tiene 2.200 activos y que ayer, además de haber sido un día récord de contagios en 24 horas, superó los 4.000 infectados en total junto con Rada Tilly.

Llevamos 26 muertes en seis días. Es muy triste para todos. En un mes y medio de pandemia llevamos más de 70 muertos“, lamentó Miryam Monasterolo al aire de El Comodorense Radio.

El funcionamiento del servicio de Emergencias en Comodoro evidencia el terrible momento que atraviesa el sistema sanitario, totalmente colapsado ante la aparición de muchísimos casos y con un personal que trabaja a destajo y con dos meses de atraso de sus salarios.

Para Monasterolo, “es imposible sostener las tres bases -zona sur, centro y norte- con los médicos que tenemos. Por eso decidimos reacomordarlos para tener al menos dos bases completas. Vamos a tener una ambulancia con enfermeros para realizar traslados y otras completas para emergencias”.

15 FALLECIDOS EN SUS HOGARES

La semana pasada, comenta la directora del Área Programática Sur, “hubieron 15 personas fallecidas en domicilio de las cuales teníamos conocimiento de 3“. De ellas, varias habían sido casos positivos de Coronavirus y a otros se les realizó el hisopado que permitió confirmar la presencia del virus en sus cuerpos también.

Por esto, “toda persona que fallece en su domicilio para nosotros es positiva o sospechosa de Covid“, definió Monasterolo.

En este sentido, anunció que “vamos a hacer un protocolo para el cual todas las personas van a ser calificadas como caso sospechoso de Covid hasta que se haga todo el estudio de foco. Se hará para preservar a la familia y los actores que trabajan con el óbito”.

Fuente: El Comodorense