30 - marzo - 2019

Cómo se ve el Lollapalooza 2019 desde el cielo

Clarín sobrevoló en helicóptero el predio, y retrató el festival desde una perspectiva poco habitual. ¡Mirá el video!

Existen varias maneras del llegar al Hipódromo de San Isidro, donde durante el fin de semana del 29, 30 y 31 de marzo se lleva a cabo la edición local del Lollapalooza 2019, que una vez que cierre sus puertas habrá visto pasar un centenar de bandas y solistas por sus cinco escenarios, y habrá albergado a 100 mil personas por jornada.

Allá lejos, el Main Stage 1, y de este lado, el Alternative; cada uno con su público. (Foto: Martín Bonetto)
El transporte público es una posibilidad, en cualquiera de sus versiones: el ramal Tigre del ferrocarril Mitre, que para mejorar la desconcentración durante estos días funcionará con servicios adicionales; varias líneas de colectivos, que también sumarán servicios; o algún taxi o remise, para quien pueda y quiera pagarlos.

No faltará quien lo haga en su propio auto, a riesgo de soportar embotellamientos varios y algunas esperas lógicas para la cantidad de público que cada día transita la zona, y estarán quienes elijan la bicicleta como mejor alternativa.

La caída del sol, desde las alturas de San Isidro, con el Lollapalooza como marco musical y visual. (Foto: Martín Bonetto)

Pero algunos pocos, muy pocos, elegidos, se dan el lujo de llegar en helicóptero, una experiencia reservada para rockstars como Lenny Kravitz, que cerrará la última jornada del encuentro, para algunas celebrities, y que Clarín compartió primero con los ganadores del concurso de la cerveza Budweiser, y que luego repitió, luego de sobrevolar el predio, que en plena caída del sol ofrecía un aspecto fascinante.

El Main Stage 2 en primer plano, y la estampa barrial isidrense detrás. (Foto: Martín Bonetto)

La primera impresión la produce la velocidad. Las cuadras se esfuman bajo el paso del aparato, que en en apenas segundos recorre distancias que llevarían un buen rato hacerlo a bordo de cualquier otro vehículo. Pero ver el predio desde arriba, con esas miles de personas que se desplazan como hormiguitas sobre el césped es realmente impactante.

Ya más de cerca, uno pude distinguir cómo se agrupa el público frente a los distintos escenarios, y advertir la dimensión de la propuesta nacida hace ya 28 años en Chicago, y que ya suma seis ininterrumpidos en la Argentina.

Los 250 mil metros cuadrados del predio, en una vista que permite observar la distribución de los cinco escenarios del festival, con el Río de la Plata como fondo de postal. (Foto: Martín Bonetto)

 

Fuente: Diario Clarín.