10 - diciembre - 2016

Coimas a VIP´s: Zúñiga quedó en libertad

El exsecretario de Seguridad de la gestión de Carlos Linares y los dos empleados detenidos con él, Juvenal Velázquez y Víctor Barrientos, fueron liberados por los jueces Mariano Nicosia y Martín Cosmaro. La Fiscalía los acusa de «coimemros» pero los magistrados consideraron que hay fallas en la acusación.

Antonio Zúñiga, Juvenal Velázquez y Víctor Barrientos, los tres detenidos que pertenecían a la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, acusados de pedir coimas a los VIP´s y facilitar la prostitución, fueron liberados por los jueces Mariano Nicosia y Martín Cosmaro.

Fue tras la audiencia de control de la prisión preventiva que por tres meses había establecido la jueza Daniela Arcuri. Luego de más de tres horas de deliberaciones, los jueces decidieron su libertad pese a las argumentaciones de los fiscales Camila Banfi y Martín Cárcamo.

Los acusadores adelantaron que de inmediato presentaran un pedido de nueva audiencia con otros jueces, para revisar esta medida buscando revertirla bajo el “convencimiento” de la culpabilidad de Zúñiga, Velázquez y Barrientos y de que deben permanecer detenidos mientras dure la investigación.

Según un parte de prensa del Ministerio Público Fiscal, los involucrados no quedaron desvinculados del proceso.

Catorce testigos

El defensor fue Guillermo Iglesias, quien en referencia a los 14 testigos dijo que “no los conocemos pero se puede presumir quiénes son”, en referencia a una interna en la Secretaría de Seguridad. “La investigación no nace con mis defendidos, sino que viene de antes, es una interna política”, aseguró Iglesias. “No existe posibilidad de que (Carlos) Marsó no supiera”.

La decisión de la jueza tiene “una connotación que no la puede explicar el Derecho”, replicó Fiscalía, que insistió con que respecto del VIP que funcionaba en Francia al 510, Zúñiga y Velázquez no realizaron ningún control.

Marsó

“Ello prueba la omisión de la tarea que debían realizar. Existe un testigo que menciona la connivencia entre Pulley, Zúñiga y Velázquez. El delito continuó durante 4 años y existe diversa prueba documental, fílmica y fotográfica que avala la imputación fiscal”, doce el parte de prensa. “Respecto de Marsó todavía no se ha resuelto su situación procesal y es probable que sea objeto de investigación, pero al momento no hay elementos para ello”, sostuvo el fiscal Cárcamo.

Mal imputados

Los jueces de revisión revocaron la prisión preventiva basándose en que “la imputación está defectuosamente construida, tiene defectos que no pueden ser salvados para sostener una prisión preventiva”. Precisaron que “la imputación es general y no se describe que roles cumplió cada uno”.

Según el MPF, el hecho a investigar aconteció entre septiembre de 2012 hasta la actualidad, cuando Zúñiga, Velázquez y Barrientos, funcionarios municipales, “hicieron un claro uso abusivo de sus funciones exigiendo a titulares y propietarios de VIP’s y cabarets la entrega semanal de dinero para permitir su funcionamiento y que se continúe ejerciendo en ellos la prostitución”. Resta saber ahora si los fiscales conseguirán otra audiencia para insistir con su acusación.

Fuente: Diario Jornada.