28 - diciembre - 2019

Chubut: Una vigilia de antimineros reclamó por el agua en Legislatura

Dos centenares de personas, muchas de ellos autoconvocadas y otras pertenecientes a distintas organizaciones sociales y partidos de izquierda, se manifestaron este viernes a las puertas de la Legislatura del Chubut, en reclamo por la presunta intención de modificar la Ley 5001, que prohíbe la actividad minera en la provincia, a pesar de que estaba más que claro que ningún punto de la extraordinaria convocada por el gobernador Mariano Arcioni contemplaba esta posibilidad.

Con carteles que reflejaban consignas clásicas -como el “No es No” y “El agua no se toca”-, los manifestantes cantaron en contra de los diputados y exigieron ser recibidos por el presidente de la Legislatura, pero desde la Casa de las Leyes sólo les ofrecieron recibir un petitorio.

La vigilia se sumó a las importantes marchas realizadas en Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia y Esquel, en donde se expresaron en contra de cualquier tratamiento legislativo de la actividad minera.

Ya desde el jueves, la Legislatura lució un vallado que la rodeaba y que hacía imposible cualquier acercamiento hacia el interior del edificio. El cerco de seguridad fue apostado sobre la vereda delante del hall de entrada. El objetivo era contener cualquier tipo de presión de los grupos antimineros que se convocaron por las redes sociales “en defensa del agua”.

El ministro de Seguridad, Federico Massoni, puso a disposición 170 policías que estuvieron afectados al operativo, para controlar a los manifestantes que viajaron de distintos puntos de la provincia, y que están en contra de la posibilidad de que se desarrollen proyectos mineros en contra de la Ley 5001 en Chubut, y que concurrieron a la Legislatura en la sesión extraordinaria.

En medio del fervor mientras reinaba el calor en la capital provincial, los sectores del No a la minería pidió hablar con el presidente de la Legislatura, Ricardo Sastre, y luego con los diputados. Querían entrar pero los uniformados evitaron que lo hicieran. Salió en primer término un empleado de la Casa de Leyes que dialogó con el grupo convocado y les ofreció que le entreguen un petitorio que haría llegar a las autoridades.

Quien sí fue al encuentro de los antimineros fue el diputado Carlos Mantegna. Les aclaró que el tema no estuvo en la agenda y puntualizó: “Fui 16 años intendente de Trevelin. Le dijimos no a la minería y no tenemos nada para esconder”.