26 - septiembre - 2017

Chubut, Río Negro, Neuquén y Mendoza están cerca del límite de endeudamiento

De acuerdo a un informe oficial, cuatro provincias están al límite del incumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal respecto al nivel permitido de endeudamiento. Se trata de Neuquén, Chubut, Río Negro y Mendoza, cuyos ratios de servicios de deuda contra los ingresos están cerca del 15% permitido como techo. Entre las cuatro provincias, la emisión de bonos alcanzó los 1.800 millones de dólares en el mercado internacional tras la salida del país del default.
El artículo 21 de la ley prevé que el ratio de deuda medido contra ingresos no supere el 15%.
Un reporte reciente del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, organismo que agrupa a la Nación y a las provincias, y que hace un mes terminó de definir el texto del nuevo proyecto de control del crecimiento del gasto y del endeudamiento para todas las administraciones del país, indicó que el nivel de pago de servicios de deuda de cuatro provincias en comparación con sus ingresos está en niveles cercanos al límite que marca la ley, que es del 15%. Chubut, bajo este método, tiene un ratio de deuda de 14,6%, Río Negro de 14%, Neuquén de 13,6%, Mendoza de 12,4% y, más atrás, Buenos Aires con 11%.

Endeudamientos provinciales

La actual ley de Responsabilidad Fiscal será modificada por el Congreso en las próximas semanas. El artículo 21 de la norma vigente (y que no sufre cambios en el texto presentado hace diez días en el Senado) estipula que las jurisdicciones asegurarán que “el nivel de endeudamiento de sus jurisdicciones sea tal que en ningún ejercicio fiscal los servicios de la deuda instrumentada superen el quince por ciento (15%) de los recursos corrientes netos de transferencias por coparticipación a municipios”. Las cinco provincias mencionadas son las únicas que tienen ratios superiores al 10%.
El informe oficial, no obstante, marca que por una disposición del proyecto de Presupuesto 2017, el artículo 21 quedó “suspendido” durante el ejercicio fiscal de este año, por lo que si alguna provincia excedía ese límite, no estaría incumpliendo la ley. Desde el año próximo, no obstante, ese porcentaje de endeudamiento tope recomendado quedará vigente.

Emisión de deuda

Una docena de provincias salieron al mercado internacional de deuda desde que el Gobierno nacional resolvió el conflicto con los holdouts. Entre las provincias con mayor ratio de acuerdo al informe oficial, tres emitieron bonos en el exterior. Chubut emitió dos títulos públicos en mayo y julio del año pasado por 700 millones de dólares. Neuquén se endeudó en 235 millones de dólares en mayo del año pasado, mientras que Mendoza colocó bonos por 500 millones de dólares. Río Negro tenía planificado salir al mercado internacional con un bono en pesos por unos 200 millones de dólares pero a mitad de año suspendió la operación. Desde la oposición al gobernador Alberto Weretilneck denuncian que el aumento de la deuda provincial es el más alto de la última década, y que alcanzó los 7.000 millones de pesos. De acuerdo al Presupuesto 2018, este año las provincias en general destinarán 38% más de fondos para pagar intereses de deuda.
En caso de incumplimiento con algunos de los puntos establecidos en la normativa de Responsabilidad Fiscal, el texto propuesto en el Congreso prevé la “limitación en el otorgamiento de avales y garantías por parte del Gobierno Nacional” y “limitación de las transferencias presupuestarias del Gobierno Nacional con destino a las jurisdicciones que no sean originadas en impuestos nacionales coparticipables de transferencia automática”.

Desempeño fiscal

En los meses que quedan de este año, las provincias emitirán unos u$s 1700 millones más de deuda, con lo cual totalizarán u$s 8500 millones en 2017. Y en 2018, seguirán recurriendo a los mercados. Sin embargo, excepto Buenos Aires, perjudicada por la Coparticipación y el tope del Fondo del Conurbano, y las jurisdicciones patagónicas, golpeadas por la caída en la actividad petrolera, las que emiten títulos recaudan más de lo que gastan en salarios y se endeudan para hacer obras.
Por otra parte, en 2018 recibirán más recursos automáticos de la Nación (ver recuadro). Pero en un año no electoral, las transferencias discrecionales para obra pública podrían bajar, aunque hay opiniones encontradas respecto de si ambos efectos podrían neutralizarse por completo.
La existencia de ese Fondo hizo que Buenos Aires pasara de recibir cerca del 22% de los recursos coparticipados a las provincias, según la ley 23.548, a cerca de solo el 18% actualmente. En tanto, la provincia más superavitaria en pesos en 2016 fue Córdoba ($ 8564,3 millones), que mantuvo esa posición en el primer trimestre de 2017. En cambio, otras como Chaco, Santa Cruz, Chubut y Jujuy se mantienen como las más complicadas.
Pero más relevante es qué porcentaje de su gasto total no llegó a cubrir cada provincia. Según los últimos datos del Ministerio de Hacienda, que corresponden al año pasado, las provincias más deficitarias en relación con sus gastos fueron: Buenos Aires, la ciudad autónoma de Buenos Aires, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. En el otro extremo, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe fueron las de mejor desempeño fiscal.

(Diario BAE)