23 - enero - 2020

Chubut: Cargaron cláusula gatillo de julio al sector de Salud

El Ministerio de Salud confirmó a la cúpula de la Asociación de Trabajadores del Estado y a los delegados de hospitales y centros de salud del Valle Inferior del Río Chubut que se cargó la cláusula gatillo de julio en el sueldo de enero. Además se trabaja en la carga trienal.
Previo al encuentro con el ministro Fabián Puratich, hubo una asamblea de delegados y referentes del sector en Rawson. El secretario gremial, Luciano Bunge, explicó que los empleados “quieren cobrar los aumentos; en Salud hay muchos de tercer y cuarto rango y en febrero ya serán dos meses de deuda”. Admitió que no hay grandes quejas por stock de remedios, insumos e infraestructura.

Aunque cada seccional tomó diversas medidas de fuerza, “ahora estamos en el camino de unificar la estrategia”. Por eso habrá más encuentros con delegados de otros sectores. La otra semana le tocará a Familia. Bunge advirtió que para el gremio es “imposible” aceptar el congelamiento de sueldos por 6 meses que propone el Gobierno. Tampoco de vacantes. “Falta una discusión profunda. Nos propusieron una mesa de trabajo y vamos a plantear que un ministro de Economía, sin conocer el sector, tira un 3×1. Pero no es lo mismo que se jubilen tres médicos que tres compañeros de Obras Públicas, cada sector tiene su característica. En algunos podés frenar el ingreso; en otros, por demanda, no”.

“Estamos muy preocupados –advirtió Bunge-; el gremio está convulsionado por las medidas y todos están en franca alerta y movilización porque no es el verano que desearíamos y venimos de pasar las fiestas sin aguinaldo”.

El referente de ATE remarcó que exigen una convocatoria del Gobierno y ayer la iban a pedir en Fontana 50. “La posición es clarísima, es un no rotundo a cualquier congelamiento”.

Roberto Cabeda, secretario general de ATE Puerto Madryn, dijo que en Salud el escenario es distinto a otros sectores de la administración pública porque “discutimos por los salarios de junio; hay otros sectores que si bien no se completaron los acuerdos”.

“Salud es un servicio esencial y ya no hablamos de prioridad sino de urgencia –agregó-. Sin embargo los trabajadores quedaron a la cola y mantienen los salarios de junio; el ministro debe entenderlo y hacer que la distribución de la riqueza sea más justa”.

Sobre la propuesta de 180 días de paro por los 180 días de congelamiento salarial, explicó que “nació de una compañera en una asamblea que cuando planteamos lo que se venía dijo: ´Si me congelan 180 días, hagamos 180 días de paro´. Es una expresión que marca que Salud ya tiene 180 días congelados, hablamos del segundo semestre de 2019 congelado y 180 días más ya sería un año, es una locura”.

“No es que presentamos 180 días de paro –aclaró-. Lo que decimos es que si van a congelar 180 días, nosotros vamos a hacer medidas de fuerza por ese lapso como respuesta a esa intentona”.

Cabeda subrayó que “necesitamos previsibilidad y es imposible con este ministro (por Antonena) que a cada rato sale a golpearnos”.