26 - abril - 2019

Caso Méndez: hoy termina la ronda de testigos y el lunes serán los alegatos

Los testimonios de ayer coincidieron con que el marinero Gabriel López causó el accidente al cruzarse de carril. Un perito dijo que el acusado había consumido cocaína “en un tiempo cercano” al choque. Crudo relato de los Bomberos.

En la continuidad del juicio oral y público por la muerte de la enfermera Sandra Méndez, en el que está imputado el marinero Gabriel López por haber provocado el accidente fatal tras haber consumido alcohol y cocaína, declararon peritos bioquímicos y especialistas en Accidentología Vial, además de allegados a la víctima que refirieron acerca de sus condiciones personales y profesionales. Hoy podría concluir la ronda de los testigos y el lunes las partes realizarían sus alegatos.

Los convocados –según el parte de prensa de Fiscalía- coincidieron en que el accidente fue producido por el marinero al cruzarse de carril. La posibilidad de que el sol hubiese encandilado al conductor de la camioneta fue producto de preguntas y repreguntas de las partes.

El juicio se desarrolla en la Oficina Judicial de la ciudad de Rawson y es presidido por la jueza Ivana González acompañada por Fabio Monti y María Tolomei.

Detalles

Al marinero se le imputa homicidio simple con dolo eventual con penas que van desde los 8 a los 25 años de prisión. Subsidiariamente Fiscalía y la querella pedirán la imputación de homicidio culposo doblemente agravado por la ingesta de alcohol y cocaína, que también prevé penas de cumplimiento efectivo.

El fiscal general Osvaldo Heiber coordinó y manejó el interrogatorio a los testigos vinculados con el objetivo de probar la conducta de López. Por su parte el querellante Romano Cominetti, que representa a la familia de la enfermera fallecida, interrogó a compañeros de trabajo y amigos de la víctima.

El hecho

La colisión fatal ocurrió a las 7.25 del 19 de marzo del año pasado a la altura del barrio La Isla en el ingreso a Rawson por la ruta provincial 7. López se conducía desde Trelew hacia Rawson en su camioneta Dodge Surrey de color rojo. La víctima lo hacía en sentido contrario y se conducía hacia su trabajo en una clínica privada de la ciudad de Trelew.

Pericias realizadas al marinero momentos después del accidente permitieron determinar que había consumido alcohol en abundancia, además de cocaína. En la primera jornada del juicio varios automovilistas dieron cuenta de las maniobras imprudentes realizadas en la ruta, en los minutos previos a la colisión fatal.

Ayer declaró una decena de testigos. El primero por video conferencia desde Comodoro Rivadavia fue el bioquímico Ignacio Álvarez, perito en toxicología del Laboratorio Médico Forense del Ministerio Público Fiscal con sede en esa ciudad.

Fue quien realizó el análisis de la orina del marinero López donde se encontraron restos de cocaína que según el testigo “había sido consumida en un tiempo cercano” al accidente.

También declaró Pamela Cid, una agente de la Agencia de Seguridad Vial. Le tomó al marinero la muestra de alcoholemia que dio el resultado de positivo, 1,20 de alcohol en sangre.

La sargento de la Policía Ema Flores trabaja en la División Criminalística de Rawson. La mujer realizó el croquis sobre cómo quedaron los dos vehículos luego de la fuerte colisión. Se trata de la Dodge Surrey que manejaba el marinero Gabriel López tras haber consumido alcohol y cocaína y el VW Gol en el que se conducía hacia su trabajo la víctima fatal, la enfermera Méndez. El accidente fue a unos 400 metros de la rotonda de ingreso a Rawson por la ruta 7.

El bombero Gonzalo Landero dio cuenta de los esfuerzos realizados para extraer a la mujer desde el interior del auto donde se hallaba agonizando, además de las tareas de los médicos por estabilizarla y tratar de salvar su vida.

Fuente: Diario Jornada.