14 - abril - 2019

Caja de jubilación con más déficit

En 2018 el sistema previsional del Instituto de Seguridad Social mostró un desequilibrio creciente.

El sistema previsional de la Provincia está crujiendo, da señales. En 2018 por segundo año consecutivo dio déficit, es decir se gastó más para cubrir las prestaciones de lo que ingresó como recaudación y aportes. Este desequilibrio es toda una novedad, ya que tal como lo había advertido El Económico, en 2017 el rojo de acuerdo con los balances contables del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS) llegó a los 120 millones de pesos, aunque podría haber sido más abultado de no haber sido por las transferencias efectuadas por el Gobierno Nacional en 2017.

El dato alarma, teniendo en cuenta que desde el cambio de régimen en 1994, la caja jubilatoria nunca mostró números negativos. Pero es una tendencia que se ha marcado en los últimos años con fuerza, teniendo en cuenta que en 2016 se cerró el balance con un superávit de apenas $ 3 millones. Con ingresos por $ 5.318 millones y egresos por $ 5.315 millones.

Los números y el balance de 2018 no se han cerrado aún, pero desde el Instituto reconocen que el déficit es creciente y en algún momento se deberá pensar una reconfiguración del sistema previsional de la provincia.

Así y todo, sigue firme la decisión de no tansferir la Caja para que la gestiones la Administración Nacional, ya que ello implicaría lisa y llanamente una armonización y adaptarse a los parámetros nacionales, que implican mayor edad jubilatoria y un aporte jubilatorio inferior.

El titular del Instituto, Miguel Arnaudo, explicó que “la Caja de Jubilaciones va a cerrar con déficit porque en el ejercicio 2017 ya tenía un déficit operativo que se observa cuando uno compara egresos e ingresos. Seguramente en 2018 que estamos cerrando balances estará en déficit y será mayor porque la Caja de previsión, los aportes y contribuciones desde mediados del año pasado no alcanzan a la cobertura total de las prestaciones y lógicamente se compensa con una cuestión del pago de los déficits del régimenpolicia y se van equilibrando las cuentas”

Arnaudo aclaró que “todavía no estamos en una situación en la que técnicamente twengamos que revisar, pero lógicamente que el sistema está llegando a un punto que tenemos que repensar algunos números”.

Insisitió el funcionario que “es una cuestión en el corto plazo no será necesario revisarlo, pero si entiendo que independientemente del signopolítico que le toque gobernar en algún momento habrá que mirar este tema, es inherente a todos los partidos. Tener en cuenta que hay que revisar los parámetros para que el sistema siga funcionando correctamente”.

Al mismo tiempo, remarcó que “la decisión es que la Caja de Jubilaciones siga perteneciendo a la provincia y nosotros seguiremos en ese camino. Las provincias que notransfirieron como nosotros van trabajando sobre el funcionamiento del sistema para hacerlo sustentable con el objetivo que la caja de jubilaciones quede en la provincia”.

Mensualmente el quiebre se produjo en noviembre de 2016. A partir de allí se sucedieron meses deficitarios.Dentro de las proyecciones que realizan desde el equipo de actuarios del Instituto, surgen otros datos que describen un panorama de corto plazo adverso, que llevará “inevitablemente” a modificaciones dentro del régimen previsional establecido para la provincia.

La proyección marca que la tendencia negativa entre ingresos y egresos de la caja se agudizará en el tiempo y que para 2022 se llegará a un colapso del sistema, por lo que de forma preventiva se deberían hacer “retoques” de la modalidad que rige en la provincia que, entre otras cosas, se distingue del sistema nacional con jubilaciones a menor edad: 58 para las mujeres, 62 para los varones. A nivel nacional hoy está en 60 para las mujeres y 65 para los hombres. Y con la reciente reforma en el sistema previsional se puso la jubilación optativa a los 70 años.

Medicamentos

Seros brinda cobertura al 100% para medicamentos de enfermedades crónicas y el 50% para los que respecta a tratamientos ambulatorios. Pero el incremento que ha tenido la medicina en los últimos meses también repercute sobre las arcas de la obra social.

“El valor de los medicamentos es algo que no podemos manejar y aquel afiliado que no tiene acceso por cuestiones económicas siempre se ve la posibilidad de darle una ayuda, pero hay que ver qué tipos de medicamentos. Lógicamente que hoy en día todo lo de medicación de alto costo esta cubierto al 100%”.

Y alertó: “Es imposible que acceda una afiliado por más nivel socioeconómico. El gran problema que el impacto económico que tiene la medicación de alto costo en las obras sociales provinciales es cada vez más grande y hace peligra el funcionamiento del sistema. Medicaciones que son de millones de pesos mensuales y realmente se hace casi imposible de financiar”.

Fuente: Diario Jornada.