7 - mayo - 2017

Brown y un punto que tiene su valor

«La Banda» y Argentinos igualaron 0 a 0 en Madryn, en el juego correspondiente a la fecha 31 del torneo de la B Nacional y jugado ante un gran marco de público. Chicago perdió y Chacarita empató, por eso los portuarios continúan en puesto de ascenso.

Brown jugó un partido cerebral pensando en el ascenso. No fue el mismo de otros partidos en condición de local y es lógico, porque el rival tampoco se parecía a los que antes pisaron el Raúl Conti. Vino el mejor de la actualidad y de no ser por la enorme figura del arquero Andrés Mehring la visita se llevaba todo de Madryn.

Argentinos, en términos de porcentaje, dispuso del balón la mayor parte del juego y eso fue porque así lo planteó el local, dejarle el protagonismo en la salida, no hacer presión alta y forzar el error para salir rápido de contra. En buena parte eso sucedió, aunque las chances más claras del partido las tuvo el conjunto dirigido por el “Gringo” Heinze, que transformó en figura al arquero local Mehring.

Desde aquel partido en La Paternal donde Brown lo superó claramente a este jugado ayer, Argentinos Juniors ha crecido considerablemente y aunque no es invencible, interpreta un libreto a rajatabla y logró un funcionamiento colectivo que lo ha puesto en lo más alto de la tabla a partir de ese rendimiento.

Chances en los dos arcos

Brown tuvo situaciones también, no en el número de su rival y hasta pudo haber ganado el partido, pero tampoco fue el generador de juego de otros partidos y la cantidad de chances se redujeron al mínimo, a partir del trabajo del rival.

Lanzilotta se quedó con la más clara del local en el parcial inicial y en el complemento, ya en tiempo de descuento, Rivadero metió una chilena que se fue apenas arriba.

Mehring tuvo tres intervenciones en el segundo parcial y por él el punto obtenido ayer tiene gran valor, porque claramente era un juego que el equipo local pudo perder porque fue superado a lo largo de los 90 minutos.

También es cierto que Brown asumió ese papel, que esa fue la postura para jugar este partido y no perder ante rivales directos que después deben jugar entre sí y quizás quitarse puntos, puede ser altamente positivo pensando pura y exclusivamente en el beneficio del resultado.