1 - febrero - 2017

Brown: plantel en paro

El plantel de la “Banda, líder de la divisional, y de los 22 equipos restantes, pararán a partir de hoy si no aparece una solución económica concreta y dejarán de entrenar. El equipo de Gastón Esmerado tiene a la vista dos amistosos que postergaría si esto ocurre.

La situación podría agravarse aún más si esta tarde, cuando se realice la reunión postergada ayer, no aparece una solución económica para los clubes de la categoría y los planteles, de manera solidaria, comenzarán un tiempo por tiempo indeterminado y no volverán a entrenar.

Si esto se confirma, los amistosos planificados por Guillermo Brown, primero el viernes ante Cipolletti en Río Negro y el martes próximo en el estadio browniano ante Olimpo, se suspenderían o reprogramarían, aunque la consecuencia más grave será dejar de entrenar en la etapa final de pretemporada esperando que llegue una respuesta económica y que finalmente la actividad pueda reiniciarse, aunque esto llevará un tiempo prudencial de reorganización para poder dar el puntapié inicial a este año futbolístico.

Los jugadores de la máxima categoría de ascenso exigen un plan de pago.

La grave crisis económica e institucional de la Asociación del Fútbol Argentino sigue y parece que a la brevedad no habrá soluciones. Los clubes del ascenso luchan para conseguir dinero para hacerle frente a los problemas.

En la Primera B Nacional, donde todos están a la espera de novedades, fue el plantel de Los Andes el que decidió realizar el paro debido a la grave situación que atraviesa. A partir de ahí, el resto de los planteles decidió plegarse a la medida y declaró el estado de alerta. Todos los planteles de la categoría se sumaron al pedido y decidieron lanzar el siguiente comunicado:

“A razón de la realidad del fútbol argentino conocida por la mayoría y particularmente por la situación que viven hoy los clubes del ascenso, los planteles profesionales de los veintitrés (23) equipos de la categoría B Nacional nos encontramos en estado de alerta.

Más allá de la coyuntura de cada institución, los jugadores de todos los equipos estamos en contacto y en sintonía de cara a esta dura realidad que nos afecta y mucho.

Las deudas con los planteles en la mayoría de los clubes ha llegado a un límite inigualable: el retraso en los pagos llega hasta los cinco meses y en muchos casos son los propios dirigentes los que admiten no tener un panorama de posible situación.

Es por esto que todos los planteles de la B Nacional le solicitamos a Futbolistas Argentinos Agremiados como órgano representante de los derechos de los futbolistas que intervenga en el asunto y acerque una propuesta formal por parte de cada una de las instituciones para sanear la deuda con los planteles profesionales de la categoría B Nacional teniendo como fecha límite el miércoles 1 de febrero de 2017. De no recibir un plan de pago satisfactorio en cada uno de los clubes, todos los equipos que nos encontramos disputando el Torneo de B Nacional nos manifestaremos solidariamente y realizaremos un paro, lo que significará no retomar los entrenamientos hasta que no nos acerquemos a una solución. Conocemos y comprendemos muy bien la realidad de nuestro fútbol y la delicada situación por la que atraviesa. Sin embargo, el estadio de deuda acumulada con los planteles y la falta de respuesta de cara al futuro nos obliga a tomar medidas y a trabajar unidos por las condiciones de trabajo de todos los jugadores de la B Nacional.

Finalmente solicitamos a Futbolistas Argentinos Agremiados que, a través de sus representantes, lo comunique a quien corresponda”.

 

Fuente: Diario Jornada.