1 - enero - 2018

Boca pone en marcha un año que tiene a la Libertadores como su máxima ilusión

El plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto volverá a los entrenamientos después de 22 días de vacaciones. El Mellizo ya tendrá dos refuerzos para la próxima temporada.

Boca Juniors, vigente campeón del fútbol argentino y líder absoluto de la Superliga, pondrá en marcha este martes un año que marcará su regreso al plano internacional con la gran ilusión de volver a ganar la Copa Libertadores de América, que no consigue levantar desde 2007.

El plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto se juntará mañana a las 9.30 en el predio de Casa Amarilla después de 22 días de vacaciones.

La primera jornada de trabajo consistirá en estudios clínicos y mediciones físicas, los entrenamientos comenzarán un día más tarde en el Sofitel La Reserva de la localidad de Cardales, en el norte bonaerense.

 

Boca trabajará en ese lugar hasta el sábado 13 y al día siguiente comenzará con un breve fixture de amistosos, que tiene como plato fuerte el superclásico con River Plate el domingo 21 a las 22 en el estadio José María Minella de Mar del Plata.

 

En la vuelta de las vacaciones, el Mellizo Barros Schelotto ya contará con dos refuerzos y muy probablemente sume un tercero esta misma semana cuando terminen de resolverse las pequeñas diferencias por el defensor lateral izquierdo Emmanuel Mas.

Las caras nuevas del plantel serán el delantero Ramón «Wanchope» Ábila, procedente de Huracán, y el lateral-volante derecho Julio Buffarini, que proviene del San Pablo de Brasil.

Mas, que al igual que el defensor cordobés fue campeón de la Libertadores en 2014 con San Lorenzo, permanece en el país a la espera del acuerdo final entre la dirigencia «xeneize» y su actual club, el Trabzonspor de Turquía.

Una vez resuelta su situación, en Boca apuntarán todos los cañones a conseguir el máximo anhelo en materia de refuerzos: Carlos Tevez. Aunque, en rigor, es poco lo que el club puede hacer al respecto porque la estrategia de Boca para lograr la vuelta del ídolo es que primero resuelva su situación personal con el Shanghai Shenhua de China, algo que no parece fácil.

 

El «Apache» tiene vínculo con esa entidad hasta fines de 2018 y los chinos están dispuestos a rescindir si recuperan una parte de la suculenta inversión que realizaron al momento de contratarlo, en diciembre de 2016. 

 

Tevez goza actualmente de una licencia y debería reintegrarse al club asiático el próximo jueves, pero ya tomó la decisión de no volver en ninguna circunstancia, por lo que su representante Adrián Roucco no descartó el retiro en caso de que no prospere su regreso a Boca.

 

Paralelamente, el «xeneize» hará un intento para repatriar a otro jugador nacido en el club: el delantero Nicolás Gaitán, campeón del Apertura y la Recopa Sudamericana en 2008.

 

Gaitán, de 29 años, milita actualmente en el Atlético de Madrid y no será tenido en cuenta por el DT argentino Diego Simeone, pero los españoles quieren 15 millones de euros para desprenderse del jugador. Boca buscará negociar un préstamo o bien comprar una parte del pase.

 

Por último, Guillermo pretende conseguir un defensor central para retirarse del mercado. Inicialmente el apuntado fue el paraguayo Gustavo Gómez, a quien dirigió en Lanús, pero la operación se frustró porque el actual jugador del Milan de Italia quiere continuar su carrera en el fútbol europeo.

 

Entonces, la dirigencia ya hizo un sondeo por el argentino Lisandro Lópéz (28), ex futbolista de Chacarita Juniors y Arsenal que actualmente se desempeña en el Benfica de Portugal.