19 - febrero - 2019

Bendita semana larga

Luego de afrontar ocho partidos en menos de un mes, seguidilla que se cargó a tres titulares, River tiene siete días para recuperar energías y meter el sprint final por un lugar en la Libertadores. ¿Llega?

«Nos acortaron mucho el calendario, tuvimos que estar muy fuertes de la cabeza para afrontar esta seguidilla». Caliente por el corte de luz que interrumpió el partido del domingo contra Banfield, después del empate, Marcelo Gallardo también aprovechó para marcar el duro calendario que tuvo River en este arranque de año, con ocho partidos en menos de un mes, que sin dudas trajo consecuencias tanto futbolísticas como a nivel lesiones.

Tras una muy corta pretemporada post Mundial de Clubes, desde que volvió oficialmente al ruedo contra Defensa y Justicia, el 19 de enero, River recuperó los partidos con Unión, Godoy Cruz y Central, y además se enfrentó a Patronato, Vélez, Racing y Banfield. Por eso, la semana entera de recuperación que tiene ahora el Millo es una bendición para Gallardo (les dio lunes y martes libre a sus players) y compañía.

No fue barato el trajín, a nivel resultados ni lesionados. Los tres primeros, con un equipo todavía fuera de ritmo, fueron derrota, y cuando el apareció el funcionamiento, empezaron a caerse soldados. Enzo Pérez, con un pequeño desgarro, Palacios, con una micro fractura, y ahora también Montiel, nuevamente esguinzado, ya están descartados para recibir a San Martín (T) el domingo 24.

El gran objetivo de River de acá hasta que se termine la Superliga esconseguir uno de los cuatro pasajes directos a la Libertadores del año que viene y, a pesar de los atenuantes, Gallardo se tiene mucha fe. Hoy se encuentra a dos puntos de Atlético Tucumán y Huracán, los dos que pelean por esa plaza, y con tiempo para la recuperación, no será tan necesario rotar: Ponzio, Pinola y Pratto volverán a estar desde el arranque, y seguramente también sume minutos Nacho Scocco, out desde el partido con Al Ain en Emiratos. 

Fuente: Portal Olé