19 - febrero - 2017

Barcelona rescató una agónica victoria con dos goles de un Lionel Messi enojado

El crack argentino convirtió en el comienzo y en el final, pero no los festejó. Los de Luis Enrique vienen de sufrir una goleada ante el PSG.

Cinco días después de haber sufrido un sangrante 4-0 ante el Paris Saint-Germain, el Barcelona regresó a la Liga española y lo hizo rescatando una victoria a poco del final. Fue 2-1 sobre el Leganés, en el Camp Nou, con un doblete de Lionel Messi, que demostró su descontento con el nivel del equipo y con las críticas, al no festejar ninguno de esas dos conquistas.

El primer gol de Messi llegó a los 3 minutos. Luis Suárez escapó sin marca por la izquierda, llegó hasta el fondo y mandó un centro con la cara interna de su pierna derecha que el argentino empujó entrando al área chica. El argentino se abrazó con Neymar, pero con claro gesto ofuscado.

Contó con una chance más Leo, con otro mano a mano tras la habilitación de Suárez. Pero se quedó el Barcelona y el Leganés se las ingenió para complicar y para hacer figura a Ter Stegen. Claro, hasta que el alemán no pudo contener un remate de Unai López, luego de una increíble pelota que perdió Sergi Roberto en la salida.

El desahogo del equipo llegó en el cierre. A los 43, Neymar fue derribado en el área y el árbitro cobró penal. Casi sin tomar carrera, Messi remató fuerte de zurda junto a un palo y convirtió el 2-1. Gesto serio, pese al abrazo de sus compañeros.

Barcelona sumó así una victoria importante, pero no merecida, en un momento complicado. Los catalanes vienen de caer por 4-0 con el PSG en la Liga de Campeones, resultado que levantó todo tipo de críticas en España y en el Mundo.

Con la victoria, el equipo de Luis Enrique quedó a un punto del Real Madrid, el líder, que cuenta con dos partidos menos. El Sevilla de Jorge Sampaoli sigue todo atentamente, a tres de los merengues.