6 - noviembre - 2020

Avanza proyecto para acreditación inmediata a comercios

El dictamen obtuvo un amplio respaldo político, ya que fue apoyado por los legisladores del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal y el Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo.

La presidenta de la comisión de Finanzas, Fernanda Vallejos, adelantó que buscarán «incluir el dictamen para su tratamiento en el recinto en las pocas sesiones que quedan hasta la finalización» del período ordinario.

A lo largo del plenario de las comisiones de Finanzas y de Comercio -este último a cargo de la radical Gabriela Lena- también se acordó que el proyecto del diputado pampeano Ariel Rauschenberger sobre las comisiones que cobran las tarjetas de crédito y los plazos de acreditación para los comercios se tratará más adelante.

Vallejos señaló que el dictamen sobre el proyecto del diputado oficialista Carlos Ponce expresa «la mirada del conjunto de los diputados y diputadas y de los actores que hemos podido escuchar»

«Es una contribución, no solamente para los sectores de las medianas y pequeñas empresas a los que damos respuesta particularmente, sino también para el conjunto de la economía», sostuvo.

La diputada agregó que «es indudable que la utilización de estas nuevas tecnologías también contribuyen a un grado cada vez mayor de blanqueo de la economía y, en este sentido, el beneficio es generalizado».

En tanto, la titular de comercio, la radical Lena celebró el acuerdo alcanzado entre todas las bancadas «para llegar a un dictamen que medianamente conforma a todos».

«Es importante poder dar una respuesta a los miles de pequeños y medianos comerciantes que en esta situación de pandemia y crisis económica están pasando una situación compleja. Buscamos llevar un alivio para que sus ventas sean acreditadas de una manera más rápido», dijo Lena.

Por su parte, Alejandro Rodriguez, diputado por Consenso Federal, indicó a Cadena 3 que es un «avance importante» para los pequeños comerciantes.

«A lo que apunta esto es que, de manera inmediata, el comerciante tenga esos fondos. Se trata de un beneficio para los comerciantes que hacen el esfuerzo de soportar esos días desde que el cliente paga hasta que se les acredita el dinero», dijo.

El proyecto de ley establece que las entidades deberán acreditar en forma inmediata el monto de las compras realizadas con tarjeta de débito cuando se trate de comercios minoristas o mayoristas de cualquier rubro que estén encuadradas en la Ley pyme.

La iniciativa faculta al Banco Central de la República Argentina a establecer los plazos y condiciones en que se efectivizarán las transferencias inmediatas.

Al respecto, el Banco Central envió a la comisión una nota en la que recordó que el directorio de la entidad monetaria «aprobó el programa de »Transferencias 3.0», un sistema de pagos digitales más inclusivo, con una nueva normativa que empezará a operar en forma progresiva desde el 7 de diciembre, que impulsará y expandirá el alcance de las transferencias inmediatas»

«Dentro del nuevo sistema se garantiza las 24 horas del día, los 7 días de Ia semana, Ia total inmediatez de las transferencias, tanto interbancarias como intrabancarias y entre diferentes esquemas de pago. Todas las transferencias entre cuentas de diferentes bancos y cuentas dentro de un mismo banco serán inmediatas, tanto para cuentas de personas humanas como jurídicas».

Además informó que «los comercios considerados como MIPyMEs que adhieran al sistema no tendrán comisiones durante los tres primeros meses de uso del servicio, por los primeros 50.000 pesos que facturen cada mes, y luego tendrán un tope de comisión de 8 por mil.», agregó.

El Banco Central marcó de esta forma uno de los mecanismos que se podrían emplear para agilizar la acreditación de las ventas de los comercios pymes.

Sobre este punto, el diputado Carlos Ponce, autor del proyecto, dijo que «la tecnología hay que ponerla al servicio de la economía, y la economía al servicio del pueblo argentino. Tenemos que tener esa visión cultural».

En el dictamen también se determina que esta medida de acreditación inmediata no deberá generar mayores costos de las comisiones, ni de transacción, ni de alquiler en los sistemas de captura de transacciones.

Otro punto clave para su instrumentación en todo el país es que se estableció que esta ley será de orden público.

Si bien durante el análisis del proyecto se debatió la necesidad de que las provincias y el distrito porteño no graven las operaciones con tarjeta de crédito y debito, finalmente esta cuestión no se vio reflejada en la iniciativa que se buscará debatir en las próximas sesiones de la Cámara baja.