21 - diciembre - 2016

Ataque y amenazas a Jornada: esta mañana Crettón será llevado a los Tribunales

Para el personal del Grupo Jornada en Esquel no fue un día más de trabajo. Seguía la sensación de temor por lo ocurrido con el violento ataque de Juan Domingo Crettón a las instalaciones de la agencia.

En “De 9 a 12” de FM Tiempo Esquel 102.1, que funciona en el mismo edificio, se planteó la reincidencia del individuo, y la falta de respuesta de la Justicia. Hubo un fuerte llamado a fiscales y jueces para actúen urgente. “No es un pedido al Poder Judicial, es una exigencia y ya”, dijo Antonio Sayavedra al abrir el noticiero.

Tanto en Facebook como en el diario hubo una amplia repercusión en la comunidad, con coincidencia en que Crettón no puede andar suelto en la calle, por el peligro para las personas cuando está alterado por su epilepsia, que lo lleva al extremo de la violencia.

Temprano fuentes de la Fiscalía contaron que el fiscal Fernando Rivarola estaba ocupado en el asunto, y buscaba resquicios legales para pedir la apertura de una causa, ante el daño en Jornada. Hubo un frecuente patrullaje policial por la cuadra de la agencia. El suboficial principal Domingo Napal se encargó de la denuncia.

Rivarola buscó documentación respaldatoria de audiencias en las que se trató el caso de Crettón. Habría encontrado elementos para una audiencia hoy a las 11 a puertas cerradas con el nombrado. Podría abrirse una causa y medidas relacionadas con su condición de persona con discapacidad por su patología, que varias veces le valió ser declarado “inimputable”.

Crettón, de más de 30 años, el 21 de agosto fue detenido en Trevelin por desobediencia a una orden de prohibición de acercamiento a su exmujer. En el caso de la Agencia Esquel la restricción había sido impuesta por el juez Martín O`Connor el 2 de agosto, por 60 días. Esa ocasión rompió elementos de trabajo y amenazó al personal.

No acató esa restricción y arrojó una bolsa con basura. Hubo pronta intervención de la Policía, que informó a la Justicia.

Durante una audiencia de control de la detención por el hecho de Trevelin, el 22 de agosto, el juez Hernán Dal Verme le impuso una internación por 72 horas. La Fiscalía planteó que el sujeto fue declarado “inimputable” en otro proceso penal, y pidió su internación en un centro especializado.

La Defensa acordó pero pidió que este plazo sea acotado y que hubiera un tratamiento ambulatorio. Dal Verme entendió que para decidir debe contar con un informe actualizado de una junta médica. Dispuso la internación por 72 horas y convocó a la junta.

También habló el detenido antes de ser retirado de la sala por Policía, ya que no ajustaba su comportamiento a las circunstancias. Se escuchó el testimonio de la forense a cargo del análisis de las pericias de la salud mental de Crettón.

El cuadro da cuenta de un retraso mental madurativo leve, con psicosis paranoide. El joven comprende sus actos pero no controla sus impulsos, lo que “lo convierte en peligroso para sí y para terceros”. Este dictamen se conoció en 2015, en el marco de otro proceso.

El juez lo declaró inimputable y ordenó que esos antecedentes se informen al Juzgado de Familia, que debía decidir si se trata de una persona capaz, o declara su incapacidad con las medidas que habilita la ley de Salud Mental, para su tratamiento y seguridad. No se hizo nada y Crettón siguió agrediendo en la ciudad. El jefe de la Agencia, Antonio Sayavedra, asentó en Fiscalía una denuncia por el destrozo del ventanal y las amenazas de muerte. Pero le informaron que con el acta policial era suficiente.

El fiscal Rivarola habría encontrado en la documentación una disposición de internación en una clínica especializada de Comodoro Rivadavia, con la cobertura del Ministerio de Salud.

La medida debió ejecutarla la jueza de Familia Mariela González, que tiene el expediente de Crettón, por su grado de discapacidad. De confirmarse sería grave.

Fuente: Diario Jornada.